Crisis en la corona británica: Harry se va sin saludar a su padre y no participará de la "última" cena

Sociedad
Lectura

Gran Bretaña se despertó hoy con las palabras de despedida de Harry, como quiere ser llamado y su “tristeza” de abandonar su país y la Familia Real. Es “inminente” su partida a

Canadá a reencontrarse con su familia y tras cumplir hoy su último acto oficial en la Cumbre de Inversión Africana, junto al príncipe William. Un encuentro con el primer ministro Boris Johnson, a solas , cerró su ciclo.

Los británicos percibieron que, a pesar de que quiso, el príncipe y nieto de la reina Isabel no consiguió poder seguir presidiendo sus organizaciones de beneficencia sin fondos públicos ni usará más su uniforme militar. Una decisión dolorosa para el “capitán Wales”, como es llamado en el Ejército este piloto de helicópteros de combate y veterano de Afganistán.

”No había otra opción” confesó en el restaurante Chelsea Garden The Ivy, anoche, sin periodistas presentes, y con su discurso grabado por sus amigos y puesto en las redes.Era la despedida en su organización Sentebale, que él y el príncipe Seisso de Lesoto crearon en homenaje a sus madres para los enfermos de SIDA y HIV.

El Príncipe Harry y Meghan Markle, cuando presentaron a su primer hijo.

El Príncipe Harry y Meghan Markle, cuando presentaron a su primer hijo.

Harry quiso dar su versión de la historia, en un acto cálido, coloquial, que va a incomodar a los cortesanos, donde agradeció a su abuela, la reina, y recordó a su mamá, la princesa Diana. El propuso no abandonar estas organizaciones caritativas pero su apoyo no será en nombre de la reina sino su compromiso frente a ellas. Son 16 organizaciones de las que Harry es patrón: desde la Rugby Football Union a Invictus Games Foundation, que es su idea para los veteranos de guerra discapacitados o con stress de combate en un campeonato, cuyo próximo tour será en Dusselford, en Alemania. Hoy Harry mostró como hará: en su Sussex Royal Instagram celebró los 10 años de la ONG “Walking with wounded”, cuando él fue al Polo caminando con los heridos en combate.

No fue esa la idea inicial, cuando los duques de Sussex comenzaron sus negociaciones con la Familia Real para “dar un pasó al costado” pero seguir “sirviendo” a la reina, al Commonwealth y a sus organizaciones caritativas. No tendrán ningún rol en la institución porque los cortesanos sospechan de sus actividades comerciales y su vínculo con la monarquía. Las fuentes del palacio se encargaron de aclarar que “los Sussex no representarán a la reina bajo ninguna circunstancia”.

No tendrán escrutinio real y serán libres de hacer lo que quieran comercialmente. Podrán ser financieramente independientes, ganar dinero con una probable productora que trabajará para Netflix pero nada podrá ser hecho en nombre de la Corona. Hasta su sitio Royal Sussex probablemente deba ser modificado.Aunque sus títulos de Su Alteza Real hayan sido “congelados solamente y podrán eventualmente volver a usarlos, si la reina lo decide.

El príncipe Carlos no se despidió de su hijo, que parte hacia Canadá. Foto: EFE

El príncipe Carlos no se despidió de su hijo, que parte hacia Canadá. Foto: EFE

Hoy el duque de Sussex tuvo su último acto oficial en la Cumbre de Inversiones africanas con su hermano, el príncipe William, con quien se reconcilió tras dos años de una horrenda disputa, al margen de la cumbre de Sandringham.

También se entrevistó a solas con el primer ministro Boris Johnson. Un encuentro de 20 minutos, mano a mano, donde seguramente su seguridad y garantías fueron parte de esta conversación en el hotel Intercontinental. No hubo ni funcionarios de Downing St. ni cortesanos presentes.

Luego conversó con los presidentes de Malawi y Mozambique, donde tiene sus ONG personales, y continuará con ellas en homenaje a la princesa Diana.Tras la muerte de su madre, Harry pasó muchos veranos en Malawi, lejos de la prensa y los fotógrafos, y adora Africa.

Estos fueron los últimos compromisos oficiales del príncipe Harry “ por ahora” en Gran Bretaña. Esta noche no asistirá a la comida de la Cumbre porque no va a opacar la presencia del príncipe William, su hermano, a quien el palacio está preparando para ser rey aceleradamente . William estará acompañado de su esposa Kate, duquesa de Cambridge, Sophie, condesa de Wessex, más la princesa Anne, hija de la reina, para recibir las 21 delegaciones africanas. Harry puede ser una distracción en un momento en que la Casa de Windsor quiere mostrar que nadie es indispensable en su funcionamiento y “y todo está en orden”.

Harry regresará a Canadá a encontrase con Meghan y Archie, su hijo. Comenzarán a planear su futuro juntos. Deberán elegir si viven en Vancouver, donde ha encontrado Meghan una casa sobre el agua de cinco habitaciones, o Toronto, donde está basada la industria cinematográfica canadiense. Netflix ha expresado su interés de producir documentales con los Sussex pero una serie sobre su vida royal está completamente descartada. Formarán una productora . Pero la otra ruta es la “after dinners speakers”, donde Harry puede ganar millones de dólares en pocos meses, como los Obama y los Clinton, porque es un excelente y divertido orador.

En Gran Bretaña comenzaron a filtrarse las negociaciones entre los Royals para resolver el Caso Harry. La reina propuso quitarles el título de Sussex y dejarles el rango de condes de Dumbarton, que era menos conocido y al mismo nivel que su otro hijo, Edward. Pero el príncipe Carlos, que tiene un fuerte enfrentamiento con su hijo Harry, dijo que sería visto como “mezquino”.Como a la princesa de Gales, Diana, le quitaron Su Alteza Real, pero en este caso prefirieron congelarlo. Carlos los financiará durante un año, hasta que se instalen en Canadá y compren su casa.

La reina insistió en que Harry mantuviera Frogmore Cottage y pagara lo gastado a los contribuyentes, como un vínculo con el país. Su temor es que no regresara nunca más ante el nivel de disputa entre los Royals. Harry ha prometido regresar cuando la reina lo convoque y asistir a todos los funerales reales.

En medio de este psicodrama, el príncipe Carlos no despedirá personalmente a su hijo. Se encuentra en su palacio de Birkhall, en Balmoral, lejos del centro de las discusiones, como cuando hay grandes crisis en su vida.Durante muchos años fue Harry quien consiguió vincular a William, su hermano, con Charles y que pudiera ver a su nieto George con más frecuencia.Las relaciones entre el padre y sus hijos son muy tensas al igual que con Camilla, su nueva esposa.

La Familia Real apuesta a que la aventura de Meghan y Harry puede terminar en desastre y con un regreso del príncipe a la Familia Real.

Londres. Corresponsal

PS​