Crimen de Villa Gesell: para Jimena Barón "tienen que pagar esos diez hijos de puta"

Sociedad
Lectura

La cantante Jimena Barón se hizo presente en la puerta del boliche Le Brique al final la marcha de silencio en conmemoración al asesinato de Fernando Báez Sosa.

La artista,

de jeans y campera, sin maquillaje y con una actitud anti star, le dijo a Clarín que "tenía dos fechas para hacer esta noche en Gesell, una en Le Brique y otra, luego, a una cuadras de aquí. Pero apenas me enteré de lo que había pasado con Fernando, decidí suspender todo".

Jimena Barón en la marcha homenaje a Fernando Báez Sosa. Foto: Fernando de la Orden

Jimena Barón en la marcha homenaje a Fernando Báez Sosa. Foto: Fernando de la Orden

Barón dice que no está en condiciones anímicas para "armar una fiesta y facturar guita, mientras toda esta gente derrama lágrimas por la muerte insensata de una persona ".

Rodeada de vecinos que le preguntaban por qué estaba en la marcha, Barón respondió que "vine porque soy una cara conocida que apoya iniciativa de hacer silencio y recapacitar. No me perdonaría estar cantando en medio de un clima de angustia como éste ".

Jimena contó que se quebró luego de hablar con Julieta, la novia de Baez Sosa, y "lo único que quiero como ciudadana es que esos diez hijos de puta paguen lo que tengan que pagar".

Ante el aplauso espontáneo y el reconocimiento de los vecinos, la artista redondeó: "Soy madre, intento ponerme en los zapatos de los padres de Fernando y no me quiero imaginar lo que es perder un hijo, y de esa forma".