Tienen 11 y 12 años, robaron una docena de veces y la jueza los citó "con una función pedagógica"

Sociedad
Lectura

Dos hermanos, de 11 y 12 años, fueron grabados por cámaras de seguridad en la localidad de Pérez, a pocos kilómetros de Rosario, mientras realizaban un raid delictivo. Primero robaron un teléfono

celular y una réplica de una pistola en una armería y luego se llevaron una moto estacionada en el frente de una vivienda particular.

Los asaltos ocurrieron entre el sábado y el lunes. El martes fueron demorados y permanecieron cuatro horas en una comisaría local hasta que fueron retirados por un familiar.

La jueza de Menores María del Carmen Musa citó al padre y a los chicos para conocer cómo sucedieron los asaltos y en qué condición viven. Este jueves será el encuentro en los Tribunales de Justicia de Rosario. 

"Los cité para pedirles información, para hablar con ellos. No es una audiencia imputativa ni indagatoria porque son muy chicos. Ni siquiera son adolescentes, son niños. Los cito con una función pedagógica", explicó Musa a Clarín.

“Es un hecho que nos preocupa y creemos que en lugar de hablar de ladrones no tenemos que dejar de utilizar la palabra niños porque son víctimas del sistema”, aseguró el concejal Federico Jolly, de Pérez, al Canal 3 de Rosario. Los chicos están en situación de vulnerabilidad.

El dueño del local asaltado el sábado realizó la denuncia en la comisaría 22° y viralizó uno de los videos para alertar a los vecinos y para que la Policía pudiera detenerlos.

En las imágenes se observa a los niños ingresando en el local y a uno de ellos tomar algo detrás de un mostrador para esconderlo luego debajo de su remera.

"Estos dos chicos acaban de robar en el local. Se llevaron una réplica (de un arma) y un Samsung 9. Por favor compartir!", publicó en las redes sociales el dueño del comercio junto al video que registraron las cámaras de seguridad.  

También se difundió la filmación cuando se llevan de la puerta de una vivienda la motocicleta. Se los ve tratando de arrastrarla, aunque con dificultades porque el manubrio está trabado.  

Los menores fueron demorados y la moto fue recuperada. Un policía identificó el rodado que había sido denunciado como robado. Los retuvo en la esquina de avenida Las Palmeras y Seguí, en el límite entre Rosario y Pérez. 

La jueza Musa, quien fue informada de lo sucedido luego de que se los capturara, ordenó que se contacte a la secretaría de la Niñez y solicitó que se notifique a los padres que debían presentarse dos días más tarde en Tribunales.

Unas cuatro horas después de ser llevados a la comisaría se presentó en la dependencia el padre de los niños, que se notificó del pedido de la jueza y se marchó con sus hijos.

Según informó el diario La Capital de Rosario, tienen al menos 12 denuncias en la Justicia de Menores por diferentes delitos. "No tengo idea de otros robos. Aparentemente están asolando el barrio", aclaró la jueza a este diario. 

“Hay que reconstruir el tejido social que está roto. Es una criatura de 9 años que le falta educación y contención de los padres y del Estado. Habría que hacer un seguimiento desde Desarrollo Social”, dijo el concejal Jolly.

"Si los chicos no quieren hablar no puedo hacer nada. Y si hablan la idea es ayudarlos para parar la situación y que no sea un caso perdido como otros, cuando arrancan tan chiquitos y no se les pone un límite. La idea es hablar con el padre y ver cómo podemos ayudar, ver si podemos tejer algo. Muy artesanalmente", concluyó Musa.

Corresponsalía. Rosario.

JPE EMJ