Juicio a la novia del rugbier: hubo un fuerte cruce en la sala y se canceló la reconstrucción

Sociedad
Lectura

La tercera jornada del juicio contra Julieta Silva se preveía más tranquila que las anteriores. Después de que el martes declarara la mujer imputada por arrollar y matar a su novio

Genaro Fortunato a la salida de un boliche en San Rafael y el miércoles lo hiciera un cuidacoches -el testigo más importante de la causa porque vio qué pasó en la madrugada del 9 de setiembre frente al local Mona Bar- este jueves estaba prevista la declaración de peritos y oftalmólogos.

Sin embargo todo cambió segundos después de comenzar la audiencia. El pedido del fiscal Fernando Guzzo al tribunal para cancelar la reconstrucción del hecho, programada para el miércoles 22 a la noche, desató un fuerte cruce con la defensa de la mujer de 30 años.

Julieta Silva, durante la tercera jornada del juicio por la muerte de Genaro Fortunato. (Delfo Rodríguez)

Julieta Silva, durante la tercera jornada del juicio por la muerte de Genaro Fortunato. (Delfo Rodríguez)

"Deberíamos ponernos en los ojos de la imputada y le estaríamos dando crédito a lo que dijo", argumentó Guzzo. Esa reconstrucción se iba a realizar con la presencia de las partes (Fiscalía, querella y defensa) y los miembros del tribunal. Todos tendrían que haber utilizado anteojos especiales para alcanzar el grado de astigmatismo que padece Silva mientras los bomberos intentarían simular las condiciones climáticas de esa noche, donde la lluvia fue un factor importante.

Para realizar su solicitud, el fiscal en jefe de Homicidios de Mendoza puso un ejemplo que generó sorpresa: "Sería como si una mujer sufre lesiones graves o gravísimas como consecuencia de un aborto clandestino, que para tratar de explicarle al tribunal, en caso de que estuviese compuesto por mujeres, le pidiéramos a un juez que se someta a un aborto clandestino, para ver cómo es".

Un par de anteojos: el elemento clave que puede mandar o no a Julieta Silva a la cárcel
Mirá también

Un par de anteojos: el elemento clave que puede mandar o no a Julieta Silva a la cárcel

Sobre Silva pesan dos imputaciones: homicidio simple con dolo eventual, con una pena que va entre los 8 y 25 años de prisión; y homicidio culposo agravado, que estipula una condena máxima de 5 años.

Guzzo explicó que cualquiera sea la decisión del tribunal, será apelada por una de las partes y podría llegar incluso a la Corte Suprema. "Vamos a ir a la Corte y pedirle a los jueces que también se pongan los anteojos. Es inverosímil", lanzó el fiscal. Y agregó: "Es una prueba diabólica que puede perjudicar seriamente a Silva".

Alejandro Cazabán, abogado defensor de Silva. (Delfo Rodríguez)

Alejandro Cazabán, abogado defensor de Silva. (Delfo Rodríguez)

La querella se sumó al pedido de la Fiscalía, pero la defensa de Silva, a cargo de Alejandro Cazabán, salió con los tapones de punta. El exministro de Seguridad de la provincia cuyana recordó que fue el Ministerio Público el que ofreció esa prueba que hoy rechazó. "Nadie puede alegar torpeza propia", afirmó.

"Estamos buscando la percepción del tribunal. Que pueda percibir la patología visual de Silva, mirando de frente y a la izquierda", explicó el abogado de la mujer, que siguió atentamente y en silencio todo el debate.

El oftalmólogo Fernando Fuentes dijo que sería "muy difícil" reconstruir la patología visual de Silva. (Delfo Rodríguez)

El oftalmólogo Fernando Fuentes dijo que sería "muy difícil" reconstruir la patología visual de Silva. (Delfo Rodríguez)

El astigmatismo que sufre Silva fue confirmado por un oftalmólogo que también declaró este jueves, quien sin embargo aclaró que sería muy difícil simular las condiciones de la patología visual de la imputada. El profesional, Fernando Fuentes, aclaró que "se puede simular un astigmatismo similar, pero no va a ser exacto" porque influyen otros factores subjetivos, ambientales, psicológicos y hasta de acostumbramiento.

Cazabán había amenazado con recurrir a una instancia superior si el tribunal accedía al pedido del fiscal, lo que podría haber generado un freno al desarrollo del juicio. Sin embargo, finalmente aceptó que no se hiciera la reconstrucción.

Habló el testigo clave en el caso de la novia del rugbier: "Lo pasó por arriba, no entiendo cómo no lo vio"
Mirá también

Habló el testigo clave en el caso de la novia del rugbier: "Lo pasó por arriba, no entiendo cómo no lo vio"

Las partes también acordaron desistir del testimonio de 12 testigos, la mayoría peritos, oftalmólogos y psicólogos, por lo que se acelerarán los tiempos. La semana próxima el debate se reanudará el martes y concluirá el jueves. Estaba previsto que las testimoniales concluyera el lunes 27, pero ahora se presume que ese día se produzcan los alegatos y, probablemente, se conozca la sentencia.

Mendoza. Corresponsalía.