Imputaron al ex interventor del Consejo Escolar de Moreno

Sociedad
Lectura

A 15 días de la explosión en la escuela 49 de Moreno, con el trágico saldo de dos muertos, la Justicia imputó este viernes al ex interventor del Consejo Escolar

de ese partido bonaerense.

Se trata de Sebastián Nasif, quien ocupaba ese puesto desde octubre pasado, cuando el organismo fue intervenido por las presuntas irregularidades registradas en el manejo de los fondos.

Se habrían detectado facturas truchas, documentación duplicada y casos de proveedores que no entregaban la mercadería que habrían cobrado. Por estas presuntas acciones se iniciaron causas penales.

Ahora, la fiscal Gabriela Urrutia lo imputó por el delito de "incumplimiento de sus deberes de funcionario público" y lo citó a indagatoria para el martes de la semana próxima.

Hace exactamente una semana, Nasif presentó su renuncia ante el director general de Cultura y Educación provincial, Gabriel Sánchez Zinny, y además denunció que recibió amenazas tanto él como su familia.

Tuve que real​izar una denuncia penal ante la Fiscalía de turno para pedir protección para mi familia debido a las constantes amenazas que recibimos tanto yo como mi esposa e hijo, es por ello que debo proteger a mi familia y no puedo seguir adelante con la tarea encomendada", escribió en su dimisión.

Por esta misma causa se encuentra detenido Chistian Ricobene, el gasista que había revisado las instalaciones del instituto un día antes de la tragedia en la que murieron la vicedirectora Sandra Calamano (48) y el auxiliar docente Rubén Rodríguez (45).

El gasista que inspeccionó la escuela de Moreno quedó detenido acusado de homicidio culposo agravado.

El gasista que inspeccionó la escuela de Moreno quedó detenido acusado de homicidio culposo agravado.

Al declarar ante la fiscal, el profesional contó que fue el día anterior a la explosión a revisar las instalaciones de gas del colegio, que resolvió una pérdida que había en una estufa y que se fue creyendo que el problema estaba resuelto. "Creí que estaba todo controlado", dijo.

Fuentes de la investigación contaron a Clarín que el hombre admitió no haber revisado la totalidad de la cañería y agregó que tenía la matrícula suspendida. Además, dijo que su categoría es la 3, que sólo sirve para controlar viviendas y no para instituciones.

La explosión por un escape de gas ocurrió el jueves 2 de agosto cerca de las 8, minutos antes del ingreso de los alumnos. Por este hecho, los docentes de la Provincia y la Ciudad de Buenos Aires hicieron un paro de 24 horas.