Cada cinco segundos muere un menor de 15 años en el mundo

Sociedad
Lectura

En 2017 murieron 6,3 millones de niños menores de 15 años en el mundo, lo que equivale a una muerte cada cinco segundos, según un informe de Naciones Unidas sobre mortalidad

hecho publicado este martes.

Un análisis más profundo del informe revela de inmediato los enormes riesgos que corren los niños en ciertas partes del mundo en comparación con otras, ya que la mitad de las muertes de los menores de cinco años se produjeron en el África subsahariana y un 30 por ciento en el sur de Asia.

A nivel mundial, la mayoría de las muertes de niños y adolescentes ocurren a edades más jóvenes. El 85% (5,4 millones) de las 6,3 millones de muertes de 2017 fueron en los primeros cinco años de vida. Y cerca de la mitad (47%) de las muertes de menores de 5 años fueron en el primer mes de vida.

"Hemos hecho importantes progresos para salvar niños desde 1990, pero siguen murieron millones a causa de quiénes son y dónde nacen", dijo Laurence Chandy, directora de Datos, Investigación y Políticas de Unicef, el Fondo de la ONU para la Infancia.

"Con soluciones sencillas como medicinas, agua limpia, electricidad y vacunas, podemos cambiar esta realidad para cada niño", añadió.

La mayoría de los menores de cinco años mueren por causas evitables como complicaciones durante el parto, neumonía, diarrea, sepsis neonatal y malaria. Otros en cambio mueren por ahogamiento o accidentes de tráfico.

Entre los cinco y los 15 años, los niños subsaharianos tienen 15 veces más probabilidades de morir que los europeos.

Pese a ello, el estudio también destaca progresos, como que el número total de muertes de menores de cinco años se redujo de 12,6 millones en 1990 a 5,4 millones en 2017.

“Los niños mueren por quienes son y el ambiente en el que nacen, ya sean familias empobrecidas o comunidades marginadas”, dice el informe. Un análisis reciente mostró que los niños en los hogares más pobres tienen casi el doble de posibilidades de morir antes de la edad de 5 que los de hogares más ricos. “El riesgo de muerte antes de los cinco años para los niños de zonas rurales es 1,5 veces más alto que para los niños en áreas urbanas. Y dentro de las zonas urbanas los niños de los hogares más pobres tienden a tener tasas de mortalidad más altas”, señala el documento.

La educación también es un factor condicionante: “Los hijos de madres que carecen de educación tienen 2,6 veces más probabilidades de morir antes de los 5 años en comparación con los hijos de madres con educación secundaria o superior”, dice el informe.

El informe fue realizado de forma conjunta por Unicef, la Organización Mundial de la Salud (OMS), la División de Población de la ONU y el Banco Mundial.

Suscribite y recibi las noticias de Totalnews en tu casilla de correo.