Una nave rusa que llevaba astronautas a la Estación Espacial Internacional debió aterrizar de emergencia

Sociedad
Lectura

La nave Soyuz MS-10, que despegó este jueves con el cosmonauta ruso Alexéi Ovchinin y el astronauta de la NASA Nick Hague a bordo, debió regresar y aterrizar de emergencia en

Kazajistán, por una falla en el motor.

Los dos astronautas están vivos, confirmaron fuentes oficiales rusas, que informaron además que rescatistas se aproximan por vía aérea al lugar donde se produjo el aterrizaje de emergencia. Son cuatro helicópteros Mi-los que despegaron de aeropuertos kazajos para buscar a los dos astronautas

La nube de humo que dejó la Soyuz sobre el cielo de Kazajistán. (AP)

La nube de humo que dejó la Soyuz sobre el cielo de Kazajistán. (AP)

Las mismas fuentes ya han informado que la tripulación está "en buenas condiciones, teniendo en cuenta las fuerzas gravitatorias que han tenido que soportar".

El lanzamiento de la nave, en el marco de la misión 57-58 se produjo poco antes de las 6 de la mañana de la Argentina y poco después el propulsor comenzó a fallar, por lo que la tripulación tuvo que volver a la Tierra.

El lanzamiento de la Soyuz. (AP)

El lanzamiento de la Soyuz. (AP)

Estaba previsto que la nave diese cuatro vueltas al globo para acoplarse seis horas después a la Estación Espacial Internacional (EEI) para, dos horas después de su llegada, abrir sus compuertas y poner en contacto directo a los dos tripulantes con los tres habitantes actuales de la EEI.

Fuente: agencias.