Milagro: un hombre despertó tras 12 años en estado vegetativo

Sociedad
Lectura

Tras estar 12 años en estado vegetativo por un accidente automovilístico que sufrió en 2006, Wang Shubao despertó. Fue hace unas semanas y a su lado estaba su madre de 75

años, emocionada porque por fin, después de tanto esfuerzo para cuidarlo durante todo ese tiempo, había una buena noticia. La mujer nunca bajó los brazos y como pudo pagó todos los gastos de su tratamiento. No fue fácil, le tocó pasar hambre e incluso contrajo una deuda de 120.000 yuanes (más de 15.000 dólares).

Wang quedó en estado vegetativo a sus 36 años y como había perdido a su padre de joven, sólo tenía a su madre para hacerse cargo de los cuidados. Ella nunca lo dudó y a pesar de la inesperada mejoría de su hijo, sigue cuidándolo cada día. Se levanta a las cinco de la mañana para bañarlo, alimentarlo, estimular sus músculos y curar sus heridas.

Ella nunca lo dudó y a pesar de la inesperada mejoría de su hijo, sigue cuidándolo cada día. (Foto: JnnNews).

Ella nunca lo dudó y a pesar de la inesperada mejoría de su hijo, sigue cuidándolo cada día. (Foto: JnnNews).

Esta incansable madre, llamada Wei Mingying, no sólo dedicó todos sus días al cuidado de su hijo, también invirtió todos sus ahorros en ello. Incluso debió soportar momentos de mucha necesidad. "Llegué a dejar de comer durante un mes, éramos muy pobres, sólo tomaba agua", declaró al medio local JNnews.

"Ahora Wang Shubao puede entender lo que le digo. Aunque no puede hablar pero puede gesticular para responderme y se hace entender", indicó Wei Mingying. (Foto: JnnNews).

"Ahora Wang Shubao puede entender lo que le digo. Aunque no puede hablar pero puede gesticular para responderme y se hace entender", indicó Wei Mingying. (Foto: JnnNews).

Además, explicó en que estado se encuentra su hijo, que ya tiene 48 años, actualmente: "Ahora Wang Shubao puede entender lo que le digo. Aunque no puede hablar pero puede gesticular para responderme y se hace entender. Puede ver la televisión, incluso tiene un programa favorito que lo hace reír".

Ilusionada con volver a tener a su querido Wang como antes, Wei Mingying dijo que ahora su mayor deseo es ver a su hijo un poco mejor día a día. "Me encantaría que pueda reírse a carcajadas y llamarme madre. Estoy muy contenta. Espero que se recupere completamente. Nunca voy a renunciar a él", completó

"Me encantaría que pueda reírse a carcajadas y llamarme madre. Estoy muy contenta. Espero que se recupere completamente. Nunca voy a renunciar a él", dijo su madre. (Foto: JnnNews).

"Me encantaría que pueda reírse a carcajadas y llamarme madre. Estoy muy contenta. Espero que se recupere completamente. Nunca voy a renunciar a él", dijo su madre. (Foto: JnnNews).

La primera señal que le dio su hijo fue una sonrisa. No pasó mucho hasta que Wang logró despertar del coma definitivamente y se encontró con las lágrimas de emoción de su madre. A pesar de su edad, del esfuerzo que le implica el cuidado de su hijo y de sus pocos recursos, Wei se mantiene firme a su lado soñando con escucharlo volver a llamarla: "Mamá".

Fuente: La Vanguardia

Suscribite y recibi las noticias de Totalnews en tu casilla de correo.