En Mar del Plata un grupo de familiares reclamó la recuperación de la nave

Sociedad
Lectura

"No se sorprendan si dentro de pocos días nos ven acampando en Caleta Olivia", advierte la mamá de un suboficial del ARA San Juan que ya pasó por otro acampe, el

de 52 días en Plaza de Mayo para reclamar al Gobierno que apurara las gestiones para contratar una empresa que buscara al submarino. El método dio resultado: se contrató a Ocean Infinity y desde el sábado se sabe dónde está el buque.

Por eso ahora, los familiares de los tripulantes definieron el nuevo foco de su reclamo. Pretenden que el submarino sea recuperado del fondo del mar y la presión la van a ejercer en la Justicia. "Tenemos la esperanza y la fe de que la jueza -Marta Yáñez- lo va a decidir así", dijeron ayer varias familias en la puerta de la Base Naval, donde se manifestaron.

El desconsuelo entre los familiares, este domingo en Mar del Plata.

El desconsuelo entre los familiares, este domingo en Mar del Plata.

Newsletters Clarín
Planeta redes | Te contamos las historias más compartidas en Facebook, y lo que fue tendencia en Twitter e Instagram.

Planeta redes | Te contamos las historias más compartidas en Facebook, y lo que fue tendencia en Twitter e Instagram.

Todas las semanas.

Recibir

Antes, el jefe de la Armada, vicealmirante José Luis Millán, se había reunido con ellos. Lo hizo en dos tandas. Primero habló con las familias que se mantienen en la Base Naval ("de acá salió, acá esperamos que lo traigan", dicen) y más tarde con el resto, la gran mayoría, alojados en el hotel Tierra del Fuego, en el centro de la ciudad. En ninguno de los casos el jefe naval se dejó ver. Un vocero de la Armada contó algún detalle. "Quiso escucharlos a ellos", explicó.

De algún modo, con el buque localizado, la reunión de la máxima autoridad de la Armada con los familiares fue una especie de último parte oficial. De ahora en más, oyeron, el caso "está bajo un marco judicial". Millán estuvo acompañado por el jefe de la base marplatense, Gabriel Attis, y el segundo de la Armada, vicealmirante Francisco Medrano. Algunos familiares les pidieron que por favor no dieran a conocer nuevas imágenes del submarino en el lecho marino.

Luego, el vocero de la Armada, Rodolfo Ramallo, sostuvo que será "la Justicia la que se va a expedir" sobre la posibilidad de reflotar al submarino. "La familia nos pidió búsqueda, verdad y Justicia. La Armada se ha comprometido a estar acompañando a las familias y aquí está presente a través de la figura del jefe del Estado Mayor".

Al término de la reunión, Jaqueline Monzón, hermana del cabo principal Jorge Ariel Monzón, contó que Millán les había trasmitido su apoyo. "Le dijimos al jefe de la Armada que el primer paso ya lo logramos, que era encontrarlos, y a partir de ahora queremos que se haga Justicia. La Justicia tiene que ver las imágenes disponibles y en base a eso ver si el submarino es reflotable". "Los medios los tenemos, así que eso depende de la jueza", dijo.

Más tarde, en la Base Naval, algunas familias se manifestaron para reclamar a la Justicia que resuelva reflotar al submarino. Pasaron junto al mástil con la bandera izada a media asta en señal de duelo por los 44 marinos, y llevaban su propia bandera, de unos diez metros de lado, con la inscripción en letras doradas "Corazones de Acero".

El acto fue como el que llevaron adelante cada 15 de mes durante el último año para reclamar que no cesara la búsqueda, con sus pancartas y banderas con los nombres de sus familiares inscriptos y la silueta estampada del submarino. A cada corte de semáforo, las exhibían a los automovilistas, que respondían con bocinazos. "¡Ara San Juan! ¡Presente!", reiteraban una y otra vez a la voz al megáfono de Francisco Cuellar, papá del suboficial electricista Sergio Cuellar. Unos cien vecinos se acercaron para acompañarlos.

"No quiero para mi hijo una tumba en el fondo del mar", dijo a este diario Luisa Rodríguez, mamá del suboficial segundo Gabriel Alfaro Rodríguez. "Le queremos pedir a la juez de Caleta Olivia que se pueda reflotar. No nos conforman las fotos, queremos más elementos para saber qué paso, si hubo una falla o si fue algo exterior lo que lo mando ahí".

Mirta Mabel Laz, mamá de suboficial primero Alberto Cirpiano Sánchez, "con bronca, más que con dolor de madre, por el manoseo que se ha hecho de todo esto", desde la Base Naval pidió a la jueza Yáñez "que pida reflotar" el submarino. "Hijo, te seguimos esperando", dice la bandera que muestra, y se angustiaba imaginando el momento en que a su nieto más chico le digan, con la asistencia de una psicóloga, que el submarino fue encontrado. "El todavía dice: cuánto tarda papi en esta navegación; no sé cómo se lo vamos a decir", sollozaba.

Suscribite y recibi las noticias de Totalnews en tu casilla de correo.