Dos mujeres fueron acusadas de abusar sexualmente de un chico de 14 años

Sociedad
Lectura

Sus padres estaban fuera de la ciudad atendiendo a una emergencia familiar y él, con 14 años, habría sido abusado sexualmente por dos chicas mayores, en una fiesta en la ciudad

estadounidense de Temple, en Texas, según informó la revista People.

Si llegan a ser condenadas, las sospechosas, Desiree Cherie Hovatter, de 19 años y proveniente de Houston, y Savanna Nicole Spurlock, de 21, originaria de Austin, tendrán que cumplir una pena que oscila entre dos y veinte años de prisión.

La historia, según se pudo recopilar, arrancó en julio de este año, cuando el chico y las dos mujeres se conocieron en una pool party (“fiesta con pileta”), un tipo de reunión bastante frecuente en Estados Unidos. Según información que circuló a nivel local, a la fiesta habían asistido tanto menores como adultos.

Newsletters Clarín
Planeta redes | Te contamos las historias más compartidas en Facebook, y lo que fue tendencia en Twitter e Instagram.

Planeta redes | Te contamos las historias más compartidas en Facebook, y lo que fue tendencia en Twitter e Instagram.

Todas las semanas.

Recibir newsletter

Hovatter está acusada puntualmente de haberse ido a la casa del chico, tras la fiesta, y haber tenido relaciones sexuales con él en la cama de su hermana. Ahí, además, le habría advertido que no debía contar nada de lo que había pasado.

Spurlock, a su vez, está acusada de haber tenido relaciones sexuales tiempo después con el chico, a mediados de agosto pasado, según información del canal de TV KWTX.

Según esa emisora, el chico le confesó a los investigadores haberle mentido a sus padres: declaró que había ido a un complejo de viviendas donde la mujer vivía con su familia, y que tuvo relaciones sexuales en su cama. Ella, igual que había hecho Hovatter, le habría pedido que no le dijera nada a nadie porque, de lo contrario, “tendría que ir a la cárcel diez años”, según la declaración jurada.

Ante un examinador forense, el nene efectivamente habría admitido que tuvo relaciones sexuales con ambas mujeres. Además, otros dos testigos confirmaron ese vínculo sexual.

Pero, más allá de si hubo alguna clase de consentimiento, en Estados Unidos tener relaciones sexuales con menores de edad está penado por la ley.

Por eso la causa fue caratulada como “abuso sexual a un niño en segundo grado” y ambas mujeres permanecen en la cárcel de Bell County.

Por ahora, los medios locales no pudieron confirmar si alguna de las dos prestó declaración ante el juez que interviene en la causa.

Suscribite y recibi las noticias de Totalnews en tu casilla de correo.