Mafalda, una niña que hablaba de feminismo 50 años atrás

Sociedad
Lectura

Terminaba julio y el debate por el aborto subía de tono. Diputados había aprobado el proyecto, pero grupos opositores presionaban para que la interrupción voluntaria del embarazo no fuera ley.

target="_blank" href="https://www.clarin.com/sociedad/aborto-viralizo-imagen-mafalda-panuelo-celeste-quino-desmintio_0_BkpdX_0Xm.html">Entonces a alguien se le ocurrió decir que Mafalda estaría en contra del aborto. Quino se enojó, su niña era usada sin permiso y encima con una postura no compartida. Quino protestó ante el atropello y les deseó "suerte a las mujeres en sus reivindicaciones".

El revuelo duró unas semanas. No era para menos, Mafalda es un ícono nacional, y con los ídolos hay que tener cuidado. Por esos días de invierno, las calles estaban llenas de mujeres con pañuelos verdes anudados a cuellos, muñecas y mochilas, los pañuelos de la Campaña Nacional por el Aborto Legal Seguro y Gratuito. Y a Mafalda le habían puesto el pañuelo celeste contrario al aborto legal.

Mafalda. Femenino singular. Una nueva mirada sobre la obra de Quino reúnen las historias en que la niña terrible de Quino se ocupa de las mujeres.

Mafalda. Femenino singular. Una nueva mirada sobre la obra de Quino reúnen las historias en que la niña terrible de Quino se ocupa de las mujeres.

Niña irónica y temperamental, hija mayor de una familia porteña de clase media, Mafalda incomoda porque pone en duda, protesta y tiene argumentos. La historieta creada por Quino -Joaquín Salvador Lavado Tejón- se publicó entre 1964 y 1973. Brillante y contestataria, siempre tuvo opinión sobre casi todo. El aborto entonces no se discutía en Argentina. Pero por sus aireados discursos en defensa de la independencia y el avance de las mujeres, podría vislumbrarse que Mafalda no hubiera estado en contra del aborto legal.

"Se han difundido imágenes de Mafalda con el pañuelo azul que simboliza la oposición a la ley de interrupción voluntaria del embarazo. No la he autorizado, no refleja mi posición y solicito sea removida. Siempre he acompañado las causas de derechos humanos en general, y la de los derechos humanos de las mujeres en particular, a quienes les deseo suerte en sus reivindicaciones", aclaró entonces Quino.

Mafalda. Femenino singular. Una nueva mirada sobre la obra de Quino reúnen las historias en que la niña terrible de Quino se ocupa de las mujeres.

Mafalda. Femenino singular. Una nueva mirada sobre la obra de Quino reúnen las historias en que la niña terrible de Quino se ocupa de las mujeres.

Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

Por esos días nació la idea de "Mafalda: femenino singular" (Ediciones De La Flor), una compilación de las tiras en las que la niña rebelde de Quino se ocupa de las mujeres. Se mete con las obligaciones domésticas, las tareas de cuidado, la maternidad, la inequidad laboral. Todo estaba ya en su cabeza, cincuenta años atrás.

"Este libro es un proyecto colectivo. Veníamos pensando en hacer una selección de tiras y pasó lo del lío de los pañuelos por el aborto. Lo pensamos y consideramos que era el momento justo", explica a Clarín Kuki Miler, la editora. En momentos de #MeToo, #NoEsNo, "NiUnaMenos y #MiraComoNosPonemos, Mafalda tiene tanto para decir.

Mafalda. Femenino singular. Una nueva mirada sobre la obra de Quino.

Mafalda. Femenino singular. Una nueva mirada sobre la obra de Quino.

Se lo dice a su madre, a quien adora pero pelea, no quiere seguir sus pasos, detesta su frustración, y le aterra la idea que su vida se limite a trapos y pañales, que es lo que anhela Susanita. Libertad, su otra amiga, es de avanzada, su mamá ya trabaja. Los reclamos de Mafalda también van por la paz, la justicia, la libertad.

"Quino ha logrado con sus dibujos que se pueda reflexionar y pensar. La gente siempre le ha agradecido eso de 'abrir la cabeza'. Quino se ríe y dice que no sabé cómo llegó a lograr eso -sigue Miler- Quino es una persona muy observadora, que ya planteaba en ese momento un papel distinto para las mujeres, pasaron tantos años y todavía no hay ninguna igualdad".

"¿Feminista? No importa. Parado en tiempos de cambio social, Quino tiene la inteligwncia de ver el lugar de las mujeres, el de los varones, el de la familia -dice Patricia Kolesnicov en el prólogo- Como todos los grandes, predice no por adivino sino porque lee con precisión el mundo que lo rodea. Y ahora, el futuro llegó".



Suscribite y recibi las noticias de Totalnews en tu casilla de correo.