Adolfo Rubinstein: "Estamos bastante preocupados por el tema hantavirus"

Sociedad
Lectura

El secretario de Salud, Adolfo Rubinstein, se refirió este lunes al brote de hantavirus en la localidad chubutense de Epuyén y aseguró que en el Gobierno están "bastante preocupados por el

tema".

"Estamos bastante preocupados, estamos trabajando codo a codo con las autoridades sanitarias de Chubut para controlar el brote", explicó Rubinstein al respecto del virus que provocó la muerte de 10 personas desde diciembre.

Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

El secretario de salud confirmó, además, que son 28 los casos confirmados. "Todos provenientes de Epuyén y de la misma cadena epidemiológica", indicó en diálogo con Radio Mitre.

En ese contexto, el Rubinstein fue contundente. Describió la situación como "gravísima" y explicó que "hablamos de una mortalidad muy alta, superior al 30%". "Estamos haciendo todos los esfuerzos para controlar esto", añadió.

Sin embargo, hizo énfasis en que hasta el momento se trata de un brote circunscrito a Epuyén, ciudad turística cordillerana que se encuentra a unos 730 kilómetros de la capital provincial.

"Esto hoy afecta solamente a Epuyén, no a otras áreas", marcó. Y agregó: "Pero la realidad es que siempre existe que esto se filtre hacia afuera".

Rubinstein explicó que uno de los aspectos preocupantes del virus es que "mutó" y que "existe contagio interhumano". Por eso, señaló, "se han tomado las medidas de aislamiento, bioseguridad y contención biológica en el pueblo". En ese sentido, sobre la acción de controlar y limitar el brote, dijo: "Es lo que creo que estamos logrando".

Entre las últimas medidas que fueron tomadas en Epuyén, se ordenó el aislamiento de 85 personjas que estuvieron en contacto con casos positivos.

El brote se originó el último 24 de noviembre en una fiesta de cumpleaños en Epuyén, donde asistió un peón que había contraído el virus mientras limpiaba un galpón.

La primera víctima fue una adolescente de 14 años que estuvo presente en la celebración.