El científico chino lo hizo de nuevo: confirman que hay otro bebé genéticamente modificado

Sociedad
Lectura

Tras el escandaloso nacimiento de dos niñas gemelas cuyo ADN había sido alterado, otra mujer china se encuentra embarazada de un bebe genéticamente modificado. Así lo confirmaron las autoridades de ese

país, citadas el lunes por la agencia estatal Xinhua.

El científico chino He Jiankui había provocado polémica en la comunidad científica mundial en noviembre 2018 al anunciar el nacimiento de gemelas con el ADN modificado para que sean inmunes al virus del sida.

Embriones que fueron modificados con la proteina Cas9 y PCSK9 sgRNA (AP).

Embriones que fueron modificados con la proteina Cas9 y PCSK9 sgRNA (AP).

Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

Luego, en una conferencia internacional en Hong Kong, el científico informó que había "otro probable embarazo". Desde entonces, una investigación del gobierno provincial de Guangdong investigó y terminó confirmando la existencia de esta persona, que sigue embarazada, indicó ahora la agencia Xinhua.

Esta mujer, así como las gemelas del primer embarazo, serán colocadas bajo observación médica. Todas seguirán con consultas regulares supervisadas por las agencias sanitarias gubernamentales.

Ocho parejas -todas formadas por un padre seropositivo y una madre seronegativa- eran voluntarias para la experiencia, aunque una de ellas abandonó durante el proceso. Por lo tanto, además del nacimiento de las gemelas, el experimento generó otro embrión que todavía no ha nacido (el del embarazo actual) y otros cinco que no fueron fertilizados.

Según los resultados de la investigación, He Jiankui "produjo falsos documentos de evaluación ética", montó "de manera privada" un equipo de investigación que incluía científicos extranjeros y utilizó "tecnología cuya seguridad y eficacia es dudosa".

x

Luego del anuncio de noviembre, la condena de la comunidad científica fue general, tanto en China como en otros países, incluida la Argentina.

Los investigadores chinos afirmaron que Jiankui "busca la gloria" y que utilizó sus "propios fondos" para llevar a cabo su proyecto. Y el gobierno local había exigido la suspensión de sus actividades científicas, ya que este tipo de modificación genética aplicada a seres humanos está prohibida en su país.

Sin hacer caso a las prohibiciones, He Jiankui organizó y gestionó la financiación del experimento sin asistencia externa, en violación de las normas nacionales. Por lo tanto, los investigadores determinaron que el médico actuó por su cuenta y será castigado por cualquier violación de la ley. Su expediente "va a transferirse a los órganos a cargo de la seguridad pública", indicó Xinhua.

Formado en la universidad estadounidense de Stanford, He Jiankui dijo haber empleado la técnica CRISPR/Cas9, conocida como las "tijeras del genoma", que permite sacar y reemplazar partes indeseables del genoma como si se corrigiera una errata en una computadora.

El científico He Jiankui posa con su libro "The Human Genome" (Reuters).

El científico He Jiankui posa con su libro "The Human Genome" (Reuters).

Esta técnica es extremadamente controvertida, principalmente porque las modificaciones pueden transmitirse a las generaciones futuras, y afectar el conjunto del patrimonio genético. El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo el año pasado que la agencia está reuniendo a un equipo de expertos para estudiar el impacto de la edición genética en la salud.

Fuentes: AP / AFP