El descargo de Duki tras el caso de violación durante su show en un boliche de Villa Gesell

Sociedad
Lectura

A través de un vivo de Instagram, el artista de trap Duki habló sobre lo que ocurrió durante la madrugada del viernes en el boliche Pueblo Límite. Se quebró al referirse

a la violación de la joven de 20 años dentro de la disco y señaló al boliche por no tener seguridad en los baños y no avisarle hasta último momento sobre lo que había sucedido. “Es una mierda. Tienen mierda en la cabeza, hermano”, dijo. Además, contó que, a raíz de lo sucedido, le suspendieron presentaciones en la Costa.

Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

Desde Jesús María, Córdoba, el trapero aseguró que en Pueblo Límite “pasaron algunas cosas que no tendrían que haber pasado”. Primero, hizo mención a la condiciones de los lugares en los que se presentan, y puntualmente a las avalanchas. “Tocamos un par de temas, cinco, seis, siete quizás. En el tercero o cuarto empiezan a saltar y se armó una especie de avalancha gigante. Mucha gente se lastimó. Se fracturaron dos personas y hubo otros 50 heridos”, relató.

Pidieron más seguridad y siguieron con el show para "respetar el contrato que habían firmado". Según Duki, luego le dijeron que era la Municipalidad la que decidía suspender el show. En un primer momento, ellos entendieron que se cancelaba por los lesionados. Una hora más tarde, que estuvieron encerrados en un camarín, sin saber lo que sucedía, se enteran de lo que había pasado.

“Vamos al camarín. Nos tuvieron una hora sentados. Nadie nos dio una respuesta de nada”, contó. Hasta que finalmente enviaron a una persona a informales: “Lamentablemente una chica sufrió un abuso en el medio del show. Es una mierda. Tienen mierda en la cabeza, hermano”.

Mandó su “respeto y bendiciones a la familia”. Luego, agregó: “Mil disculpas por tratar el tema pero ya se nos estaba relacionando y la realidad es que no tenemos nada que ver”. "Fuimos a hacer lo que nos gusta hacer, pero hay gente que ya está relacionando nuestro nombre y nada que ver", señaló.

“La gente está enferma. Por Dios, fueron a un boliche a pasarla bien, a bailar. Cómo no hay seguridad en el baño. Hay terceros que permiten que pase ésto también. Nadie lo tiene que permitir. En ese boliche estaba mi hermana menor, mirá si le pasaba algo a mi hermana, ¿qué hacía yo? Me moría”, sumó. Y cerró con otro “mil disculpas a los padres de la nena”.

Pinamar, enviada especial.