La polémica estrategia para que el femicida de Bariloche no vaya a juicio

Sociedad
Lectura

Mariano Cordi (41), el autor del femicidio de Valeria Coppa (40) -a quien le disparó el 29 de enero en la escaleras de la Catedral de Bariloche-, podría terminar en

un centro de atención mental sin nunca llegar a un juicio, a pesar de la enorme evidencia que hay en su contra.

La defensa del principal sospechoso del caso tiene una estrategia y apunta a poder librar a su representado de una condena que probablemente abarcaría gran parte de lo que le quede de existencia.

La imagen de Mariano Cordi, al ser detenido, días después del femicidio de Valeria Coppa. Horás después se descubrió que tenía un tiro en la cabeza. (Télam)

La imagen de Mariano Cordi, al ser detenido, días después del femicidio de Valeria Coppa. Horás después se descubrió que tenía un tiro en la cabeza. (Télam)

Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

Cordi se encuentra en coma inducido y con respirador artificial desde que fue intervenido en la madrugada del 2 de febrero por un equipo de especialistas del hospital Zonal Ramón Carillo de la localidad.

El 1° de febrero había sido capturado por la Policía de Río Negro en el cerro Carbón, a 20 kilómetros de Bariloche, deshidratado y en calzoncillos. Horas después los expertos descubrieron en una tomografía computada que Cordi se había intentado suicidar con un arma del mismo calibre con que fulminó a su expareja. La sangre se secó volviendo imperceptible el orificio de ingreso. En una operación de 5 horas le extrajeron fragmentos del proyectil y drenaron un hematoma, pero habría perdido masa encefálica.

De acuerdo al abogado Marcelo Ganuza, su defendido no está en condiciones de enfrentar un proceso judicial y nada indica que en el futuro cercano pueda recuperarse plenamente.

“No habla, está en coma, está vegetativo, no puede defenderse ni dar ninguna versión de los hechos. No puede decir, por ejemplo, 'yo ese día estaba en el lago Mascardi'. No puede ser objeto de un proceso y según lo estipula el nuevo Código Procesal Penal podrá estar en esta condición 18 meses en el mismo hospital”, explica a Clarín Ganuza.

Valeria Coppa (40) fue asesinada de un disparo frente a la catedral de Bariloche.

Valeria Coppa (40) fue asesinada de un disparo frente a la catedral de Bariloche.

Ganuza especula con que aun si Cordi despierta padecerá serias secuelas producto del disparo que él mismo se hizo en la montaña a horas de matar a Coppa. “Le sacaron esquirlas, tenía un hematoma, y también perdió masa encefálica, ya no va a ser la misma persona que ingresó al hospital”, agrega.

Para el abogado la alternativa más viable es que Cordi sea trasladado algún día a una institución penitenciaria con pabellón psiquiátrico que se encuentra en Cipolletti.

“Antes de ser operado no podía hablar prácticamente y estaba desorientado, cómo va a ser su proceso de recuperación cuando perdió parte del cerebro, nadie lo puede decir”, suma.

“La esposa es la única persona que estuvo con él en este tiempo, pero no hubo ninguna reacción de su parte”, detalla.

Un helicóptero trasladó desde el cerro Carbón a Mariano Cordi luego de ser detenido. (Foto: Marcelo Martinez)

Un helicóptero trasladó desde el cerro Carbón a Mariano Cordi luego de ser detenido. (Foto: Marcelo Martinez)

Ganuza revela así un dato que hasta ahora aparecía velado. Cordi está casado y tiene dos hijas, de manera que su relación con Coppa fue por fuera del vínculo matrimonial.

Se habrían conocido en 2018 en un hogar provincial que alberga a adolescentes con problemas sociales y en el que trabajaba la mujer.

Fuentes cercanas a la familia indican a este diario que el hombre “iba y venía” de la casa familiar y que pasaba algunas temporadas en una casilla en la periferia de Bariloche y trabajando en el lago Gutiérrez.

Voces policiales dejaron trascender que Cordi era un fumador compulsivo y que entre sus pertenencias encontraron marihuana.

Ahora se conoce que no tenía empleo fijo y que dedicaba su tiempo a fabricar armas calibre .22, como la que utilizó para matar a Coppa, bombas y trampas cazabobos.

La visión de la fiscalía es opuesta. “El sospechoso está en recuperación, en paulatina recuperación médica de manera que en un futuro no muy lejano podrá esta sentado en el banco de los acusados”, indicó a Clarín el fiscal jefe Martín Lozada. “No puede quedar en libertad porque aunque no hay una formulación de cargos todavía es el principal sospechoso”, agrega.

Mariano José Cordi (41), principal acusado por el crimen de Valeria Coppa (40), en Bariloche.

Mariano José Cordi (41), principal acusado por el crimen de Valeria Coppa (40), en Bariloche.

La fiscal Betiana Cendón también descartó a este diario el rumor creciente de que Cordi pudiera alcanzar la libertad debido a su condición.

Fuentes de la investigación relataron a este diario que la esposa de Cordi, cuyo nombre no trascendió, declaró ante la justicia que su esposo era un “marido ejemplar y un gran padre de familia” y desmintió que fuera una persona violenta.

Cordi tuvo dos causas en 2016, una por abuso y otra por tenencia ilegal de armas, y en ambas obtuvo el sobreseimiento.

Los hechos en la Catedral de Bariloche, sin embargo, lo muestran como una persona lejana de esta imagen paternal. Este diario pudo saber que los expertos que examinaron el cuerpo de Coppa sostienen la teoría de que la mujer estaba sentada y de espaldasa Cordi cuando este efectuó el disparo con un arma artesanal.

Esto explicaría porqué no la vieron caer los numerosos visitantes que rodeaban el tradicional edificio ubicado en pleno centro.

Este martes el juez Ricardo Calcagno fue apartado de la causa por pedido de la fiscal Cendón y el fiscal jefe Lozada. Los funcionarios judiciales argumentaron ante el juez Gregor Joos que a través de una serie de acciones y comentarios el juez Calcagneo había puesto en duda su imparcialidad.

Cendón recriminó al juez Calcagno haber ido al hospital Zonal de Bariloche para conocer el estado del sospechoso. En un escrito le recordó que según el artículo 6 del Código Procesal Penal, está “prohibido a los jueces realizar actos de investigación. Solo podrán disponer medidas probatorias y de coerción a petición de parte”.

La fiscal Betiana Cendon, a cargo de la causa.

La fiscal Betiana Cendon, a cargo de la causa.

“Calcagno irrumpió en el hospital zonal para entrevistarse con los médicos tratantes, pidiendo precisiones del estado de salud del imputado, entre otras cuestiones, nos hacen dudar razonablemente de su imparcialidad”, fundamentó la fiscal.

De acuerdo a lo que explicaron los propios fiscales, Calcagno mantuvo una comunicación con Cendón donde le indicó que Cordi solo podía ser detenido 24 horas y que después debían formular los cargos en un audiencia o dejarlo libre. La fiscal argumentó por su lado que el sospechoso estaba internado en el hospital y que no podía acudir al tribunal.

Ahora esta misma discusión está siendo utilizada por la defensa de Cordi como una base teórica para evitar su condena.

DD