Estaba prófugo por el abuso de su hijastro y lo atraparon por estafar a turistas en Villa Gesell

Sociedad
Lectura

Adelgazó, cambió su fisonomía, se radicó en la Costa y dejó atrás su nombre real: ahora se hacía llamar Julio o "Baracu". La Justicia lo buscaba luego de que su ex

pareja lo denunciara por abusar de su hijo, de 8 años, y luego, por haberla amenazado. Una década después el hombre, que hoy tiene 40 años, fue detenido. Pero no fue por la agresión sexual ni por la violencia verbal contra su ex: lo atraparon por estafar turistas a los que les cobraba por alquilar inmuebles que no existían.

Los efectivos de la DDI de La Plata lograron detenerlo al acusado en la Costa Atlántica donde el prófugo se había radicado tras cambiar su aspecto y también su nombres.

Los investigadores venían siguiendo sus pasos, bajo la sospecha de que el hombre pactaba el cobro de anticipos de alquileres a turistas a través de una plataforma de compra y venta de bienes y servicios "on line". Así fue que lo encontraron en la zona céntrica de Villa Gesell.

Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

Una vez detenido, constataron que se trataba del hombre que tenía pedido de detención a partir de la causa originada por la denuncia de su ex pareja quien lo acusó de haber abusado de su hijo entre los años 2007 y 2008, cuando el niño tenía 8 años de edad.

Según consta en la causa caratulada “abuso sexual con acceso carnal reiterado calificado - corrupción de menores - amenazas - violencia de género", en la que interviene la UFI NRO. 6 a cargo del Dr. Marcelo Romero del Departamento Judicial La Plata, el acusado le exhibía material pornográfico promoviendo de esta manera la corrupción sexual del chico.

Fuentes policiales informaron que en 2015, la madre del menor volvió denunciarlo pero esta vez por haberla amenazado de muerte, luego de que tomara conocimiento de la causa iniciada por los abusos.