El nene que conmovió a las redes: No tenía plata para hacerle un regalo a su maestra y le dio una insólita mascota

Sociedad
Lectura

Cuando la maestra Esthefany Gutierrez Hernández anunció que se acercaba su cumpleaños, Víctor, uno de sus alumnos de tercer grado, se sintió frustrado por no poder darle un regalo que demuestre

todo el aprecio que le tiene.

Pero el nene de 8 años no estaba dispuesto a dejar pasar la oportunidad, la maestra marcó su vida con todo lo que le enseñó y él quería agradecérselo sí o sí. Después de un buen rato pensando en alguna alternativa, encontró el regalo ideal. Entonces salió corriendo al almacén y compró una caja grande a la que le hizo agujeros.

Al día siguiente, minutos antes de salir para el colegio, salió al jardín de su casa y entre los 25 gallos que tenía la familia seleccionó al más grande y lo metió en la caja y lo ató con un hilo. Con mucho sigilo lo entró a la escuela y cuando encontró el momento justo, le contó a su querida maestra que tenía un regalo especial para ella.

El niño le regaló un gallo a su maestra y la historia se volvió viral.

El niño le regaló un gallo a su maestra y la historia se volvió viral.

Newsletters Clarín
Planeta redes | Te contamos cuáles fueron las historias más compartidas en Facebook, y lo que fue tendencia en Twitter e Instagram.

Planeta redes | Te contamos cuáles fueron las historias más compartidas en Facebook, y lo que fue tendencia en Twitter e Instagram.

Todas las semanas.

Recibir newsletter

Feliz, por el enorme gesto de su alumno, la maestra relató la historia en su cuenta de Facebook, con las fotos del niño y el gallo. La publicó el lunes por la noche y rápidamente se viralizó. En cuestión de días acumuló más de 240 mil "me gusta", 27 mil comentarios y fue compartida 78 mil veces.

"Hace días mis alumnos se informaron que dentro de poco festejaría mi cumpleaños por lo que uno de ellos se paró frente a mi y me comentó: 'Maestra yo no tendré dinero para esa fecha pero quiero obsequiarle algo por adelantado, pues tampoco estaré en mi casa para esas fechas'. Yo sonreí y con un sentimiento que involucraba alegría y tristeza al mismo tiempo. Respondí, que no era necesario el obsequio, con su intención era mas que suficiente", arrancó su texto la docente todavía conmovida por el gesto del nene.

El niño le regaló un gallo a su maestra, que se emocionó con el gesto.

El niño le regaló un gallo a su maestra, que se emocionó con el gesto.

"Los días pasaron y el pequeño de nuevo buscó el momento y me comentó: 'Maestra, le traje su regalo pero está escondido por que no quería que los demás maestros no me dejaran entrar con él a la escuela'. Sorprendida, le agradecí muchísimo, y le aclaré que no era necesario el obsequio, a lo que él respondió: '¿Puedo ir por él? Es que lo tengo escondido en la entrada', y contesté que sí".

"Después de unos minutos llegó con una caja de cartón en sus manos, perforada por un costado y un hilo la envolvía para dar firmeza al obsequio. Me quedé sorprendida, y le pregunté: '¿Cómo le hiciste para traértelo?' Pues había olvidado mencionar que el pequeño se trasladaba en bicicleta todos los días de su casa a la escuela.

Esta es la caja en la que el nene guardó su regalo.

Esta es la caja en la que el nene guardó su regalo.

"Me respondió: 'Es un gallito maestra, escogí el más bonito que tenía para traérselo, no tengo dinero para comprarle nada, pero espero le gusten los gallos y no se preocupe busqué con los vecinos quien me trajera a la escuela para poder traerle su regalo'".

"Entonces lo abracé y con mis ojos estrellados le di las gracias. Le agradecí no sólo porque ese día regresaría caminando a su casa, tampoco porque se tomó el tiempo de buscar la caja y prepararla para obsequiármela, tampoco por buscar entre sus vecinos a alguien que quisiera llevarlo a la escuela para poder llevar mi regalo, ni por el hecho de que escondió el detalle de los demás maestros sabiendo que nadie lo dejaría entrar con un gallo al salón. Le agradecí por recordarme porqué elegí ser maestra, porqué elegí estar aquí diariamente frente a un grupo de alumnos, dando lo mejor cada día para que ellos sean mejores personas. Gracias por recordarme porqué amo mi profesión".

Ante el revuelo que causó la publicación de la maestra, Víctor Manuel Lucio Arellanos, se convirtió en una celebridad de 8 años y fue entrevistado por los canales de televisión. El nene que cursa tercer grado en la escuela primaria Virginia Abigail Garza López, de Matamoros, Tamaulipas (México), contó: "Me dijo que iba a cumplir años y pensé: 'Le voy a traer un gallo'. Ella seguro pensaba que era chiquito pero se lo traje bien grande. ¿Qué me dijo? Que estaba bonito, que gracias y que le gustaba bastante".