Ruta 7 mortal: un solo carril por mano, muchos camiones y la imprudencia de los conductores

Sociedad
Lectura

El domingo la ruta nacional 7 volvió a ser noticia por una tragedia vial, la segunda en tres semanas. A la altura del kilómetro 134, cerca de la ciudad bonaerense de

Carmen de Areco, ocho personas murieron y otra resultó herida de gravedad por un choque frontal. Tres semanas antes, a unos 10 kilómetros, otro accidente fatal había dejado un saldo de nueve muertes. Son 17 víctimas fatales en menos de un mes y en pequeño tramo de una misma ruta.

Ambas tragedias redireccionaron las miradas, una vez más, sobre las rutas argentinas y las malas costumbres de muchos conductores. En estos dos hechos, los expertos y conocedores de esa ruta aseguran que tuvieron que ver el tránsito y la imprudencia de la gente. Según testimonios de testigos, el incidente del domingo se habría originado por un sobrepaso mal hecho. Y el anterior, por no respetar la prioridad de paso en un cruce.

El Chevrolet Prisma que chocó el domingo se prendió fuego tras el impacto. (Maxi Failla)

El Chevrolet Prisma que chocó el domingo se prendió fuego tras el impacto. (Maxi Failla)

Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

La ruta 7 es nacional. Cruza toda la provincia de Buenos Aires y llega hasta Mendoza. Como pasa por numerosos pueblos y zonas rurales, donde la cosecha y ganadería son muy importantes, la circulan muchos vehículos de gran porte.

Hace 12 años se había tomado la decisión de convertirla en autopista. Y en el primer trimestre de este año debía estar terminado el tramo que va de Luján a Junín. Sin embargo, tal como informó Clarín semanas atrás, sólo se realizó el 16% de la obra.

Horas después del segundo accidente, Clarín recorrió la ruta y pudo comprobar la alta densidad del tránsito pesado y las numerosas maniobras peligrosas que realizan los automovilistas. Como además está en obra, para convertirla en autopista, hay zonas donde la calzada se reduce aún más y hay menos lugar para transitar con normalidad.

Adrián Oscar, director de Desarrollo Social de Carmen de Areco, reconoció que la ruta 7 es peligrosa y sostuvo que las razones se deben a un conjunto de variantes. "Al tránsito pesado constante, hay que agregar el grado de imprudencia en los conductores. Siempre se ve que alguno se adelanta o realiza alguna maniobra peligrosa", sostuvo el funcionario.

Asegura que la ruta está en buen estado y vaticina que "cuando esté la autopista, estos riesgos van a disminuir". Sin embargo, alertó que existe "un problema cultural: la gente que maneja mal. Y en esta ruta se junta la imprudencia con que la traza es angosta, de doble mano y donde vienen autos de frente".

Alberto Gasparini, de Luchemos Por la Vida, coincide. Dice que "la mayoría de los argentinos ignora las normas". Y que los accidentes en las rutas se deben, en general, a errores humanos. "La mayoría de los siniestros ocurre por exceso de velocidad y errores de calculo en el momento de pasar un coche en un ruta de doble mano", agrega.

También explica que no hay una educación adecuada que enseñe a manejar mejor en ruta: "Nadie explica qué hay que hacer en una maniobra de sobrepaso". Y comenta cuáles son los errores más comunes: "Hay poco respeto por los demás. Tenemos que saber que el auto que está más pegado al vehículo que se quiere pasar, tiene prioridad. Muchas veces ocurre que hay uno atrás que se manda sin avisar".

Destruido. Así quedo el Volswagen Gol en el que viajaban cuatro vecinas de Carmen de Areco. Tres de ellas murieron.

Destruido. Así quedo el Volswagen Gol en el que viajaban cuatro vecinas de Carmen de Areco. Tres de ellas murieron.

Además advirtió que "no es tan simple pasar un camión", ya que "no permite la visión de lo que pasa adelante". "Hay que tener precaución porque adelante puede haber otro más", afirmó y puso especial énfasis en la idea de que "si no cambiamos la mentalidad de respeto a los demás vamos a tener problemas siempre, a pesar de que se mejoren las rutas".

Un mal sobrepaso

El accidente del último fin de semana fue un choque frontal entre un Volkswagen Gol en el que viajaban cuatro mujeres de Carmen de Areco -de las cuales sólo una sobrevivió y fue trasladada de urgencia al Hospital Nuestra Señora del Carmen- y un Chevrolet Prisma que se incineró y llevaba cinco ocupantes, que todavía no pudieron ser identificados.

Las causas del incidente se siguen investigando, pero según testigos y fuentes policiales el Chevrolet Prisma​ quiso sobrepasar un camión y terminó chocando de frente contra el Gol, que venía por la mano contraria.

La anterior tragedia -ocurrida el 24 de marzo- fue por el choque entre una camioneta -iban 15 integrantes de dos familias de Hurlingham- contra un camión con acoplado tipo jaula. Fue en el cruce con la ruta 51. Como producto del impacto fallecieron nueve personas, entre ellas, cuatro chicos.

El 24 de marzo murieron 9 personas por el choque entre una camioneta y un camión.

El 24 de marzo murieron 9 personas por el choque entre una camioneta y un camión.

En este último caso, el fiscal de la UFI 4 de Mercedes, Lisandro Masson, trabajó sobre la hipótesis de que el responsable de la tragedia fue Néstor Adrián Moyano, quien manejaba la camioneta con 15 personas a bordo, superando ampliamente su capacidad máxima. El conductor, que murió, no habría respetado la prioridad de paso que favorecía al camión porque circulaba por una ruta nacional.

Antes del cruce, de hecho, hay dos señales que les indican a los conductores que van por la ruta 51 -por la que iba Moyano- deben darles prioridad a aquellos que van por la ruta nacional 7.

Pero los accidentes no son accidentales. Como fue postulado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), constituyen no solamente un gravísimo problema de salud pública, sino una enfermedad social definitivamente evitable que se puede prevenir con acciones colectivas concretas..

Además de las obvias, como no conducir bajo los efectos del alcohol ni con sueño, hay otras dos que los expertos destacan: "No se deje presionar por sus pares" y "No transgreda las normas". Gasparini, sobre esto, apunta: "Uno no puede pasar a otro auto en la ruta cuando uno quiere. Lo puede hacer sólo cuando la ruta lo deja".

DD