Detectan en el espacio la molécula más antigua del universo

Sociedad
Lectura

El tipo de molécula más antiguo en nuestro universo fue detectado en el espacio, revelaron los científicos, respaldando las teorías acerca de la manera en la que se desarrolló la química

inicial del universo después del Big Bang.

Se cree que la molécula con carga positiva, conocida como hidruro de helio, desempeñó un rol protagónico en el universotemprano, que se formó cuando un átomo de helio compartió sus electrones con un núcleo de hidrógeno o protón. No solamente se piensa que es el primer enlace molecular, y el primer compuesto químico en haber aparecido cuando el universo se enfriaba después del Big Bang, sino que también abrió el camino para la formación de moléculas de hidrógeno.

Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

Pero mientras el hidruro de helio se producía en el laboratorio hace casi un siglo, demostró ser difícil de ser detectado en el espacio, a pesar de las predicciones de que debería estar presente en las nubes de gas en las cuales nacen las estrellas, como así también en el gas expulsado por las estrellas mientras mueren.

“Aunque el hidruro de helio es de importancia limitada en la Tierra hoy, la química del universo comenzó con este ión”, escriben los autores. “La falta de evidencia definitiva para su propia existencia en el espacio interestelar ha sido un dilema para la astronomía”.

Ahora los expertos dicen que finalmente han detectado el hidruro de helio en una nebulosa pequeña, aunque brillante, de 600 años de antigüedad, a aproximadamente 3.000 años luz de la constelación del Cisne. Mientras este hidruro de helio se formó mediante un proceso distinto al del comienzo del universo, el equipo dijo que su presencia respalda las teorías acerca de lo que sucedía en el “amanecer de la química”, y le da eventualmente, a la búsqueda de décadas de duración, “un final feliz”.

Jérôme Loreau, experto en hidruro de helio de la Universidad Libre de Bruselas, que no participó del estudio, dijo que los hallazgos fueron interesantes, observando que aunque grandes moléculas orgánicas fueron encontradas en el espacio, el hidruro de hidrógeno más simple fue difícil de rastrear.

“Otro motivo interesante, es que el HeH+ (hidruro de helio] es la primera molécula en haberse formado en el universo, aproximadamente 380.000 años después del Big Bang, en una era conocida como época de recombinación”, dijo Loreau, y agregó que las moléculas que aparecieron en este período, mientras el universo se enfriaba, más tarde condujeron a la formación de estrellas y galaxias. “En consecuencia, es muy interesante haber observado finalmente uno de los bloques de construcción del universo molecular”.

Una dificultad para detectar el hidruro de helio es que los signos indicadores basados en la luz que emite después de ser asediado por electrones, tienden a oscurecerse por la casi superposición de “características” de una molécula diferente compuesta por carbono e hidrógeno; sin embargo, los nuevos instrumentos no han fallado.

Al publicar en Nature, el equipo informa que hicieron su descubrimiento, mediante el análisis de una nebulosa planetaria conocida como NGC 7027, en la cual las capas de gas se están perdiendo desde su núcleo caliente, una enana blanca.

Los datos fueron recogidos utilizando un instrumento a bordo de una misión conocida como SOFIA, un proyecto conjunto entre la NASA y el Centro Aeroespacial Alemán, en el cual una aeronave Boeing 747SP especialmente modificada sobrevoló muy alto en la atmósfera terrestre, hasta aproximadamente 13.700 metros, trasportando un telescopio de 2,7 metros y otros instrumentos. A esa altura, los instrumentos están por encima de la gran mayoría del vapor de agua de la Tierra, que, de lo contrario, oscurecería las señales de otras moléculas.

Es crucial que estos instrumentos ofrezcan una resolución muy alta, que permite que la luz del hidruro de helio sea distinguida de las características de otras moléculas a longitudes de onda muy similares.

El Profesor Phillip Stancil, un experto en hidruro de helio de la Universidad de Georgia, también dijo que el descubrimiento era interesante, aunque señaló que solamente se detectó una “característica” de hidruro de helio, y usualmente se necesitan dos para estar seguro.

Pero el Rolf Güsten, del Instituto Max Planck de Radioastronomía en Bonn, Alemania, y autor principal de la investigación, dijo que la probabilidad de que la identificación sea errónea es despreciable, y agregó que los hallazgos resuelven un enigma de larga data.

“La falta de evidencia de la propia existencia de hidruro de helio en el universo local ha puesto en duda nuestra comprensión de la química en el comienzo del universo”, comentó. “La detección informada aquí resuelve esas dudas”.

The Guardian. Especial