"Mamá leona": apuñaló a los tres hombres que estaban violando a su hija

Sociedad
Lectura

Una mujer sudafricana que apuñaló a un hombre e hirió gravemente a otros dos cuando les sorprendió violando a su hija, vio cómo los violadores fueron enviados a la cárcel. La

mujer de 57 años llamada Nokumbonga, que fue apodada "mamá leona" por la forma en que defendió a su hija, dijo que estaba "encantada" cuando un juez encarceló a los abusadores por 30 años, según informa Daily Mail.

En septiembre de 2017, mientras preparaba la cena en su casa cerca de Zwartwater en la provincia oriental, Nokumbonga Qampi, la mujer recibió una llamada de una amiga de su hija, diciéndole que Siphokazi, de 27 años, estaba siendo violada por tres hombres que todos conocían. .

Siphokazi, la hija, y Nokubonga, la madre.

Siphokazi, la hija, y Nokubonga, la madre.

Newsletters Clarín
Planeta redes | Te contamos cuáles fueron las historias más compartidas en Facebook, y lo que fue tendencia en Twitter e Instagram.

Planeta redes | Te contamos cuáles fueron las historias más compartidas en Facebook, y lo que fue tendencia en Twitter e Instagram.

Todas las semanas.

Recibir newsletter

Fue a la comisaria local, pero no la ayudaron. Así que ella agarró un cuchillo de cocina y fue a salvar a su hija. Corrió más de dos kilómetros y cuando se acercó al lugar en el que habían visto a la joven, escuchó gritos desesperados que venían de dentro. La madre irrumpió en el lugar y vio a tres hombres desnudos turnándose para violar a su hija.

Lo que sucedió después fue un ataque frenético, Nokumbonga apuñaló a los tres hombres, mató a uno de ellos, Zamile Siyeka, e hirió gravemente a sus dos cómplices, Zolisa Siyeka y Mncedisi Vunba.

La mujer fue apodada "mamá leona" por rescatar a su hija y matar a uno de sus violadores, pero hubo indignación en Sudáfrica cuando fue acusada de homicidio y también de intento de homicidio, por los dos hombres que quedaron heridos.

Un fondo de ayuda recaudó más de 13.000 dólares para su defensa y un abogado ofreció sus servicios de forma gratuita, pero tres semanas después, la Autoridad Nacional de Procesamiento retiró el cargo contra la madre.

Siyeka y Vuba fueron ahora declarados culpables de violar a la joven en el Tribunal Superior de Mtatha y ambos fueron condenados a 30 años de cárcel.

"Estoy contenta con el juicio y aliviada. Todo lo que quería hacer era proteger a mi hija y cuando respondí a la llamada de su amiga, no quería creer que estaba siendo violada y esperaba que fuera un error"..