"Me dio once cuchillazos sin motivo", el violento ataque que sufrió un parapléjico

Sociedad
Lectura

Una locura, violenta, injusta e inexplicable. Neil Pearce, un inglés de 37 años que en 1996 quedó parapléjico tras un accidente de tránsito, fue brutalmente atacado en plena calle. No hubo

motivo, simplemente un hombre en estado de ebriedad se lo cruzó y decidió golpearlo hasta dejarlo inconsciente. Sucedió el 1 de enero pasado y, cuatro meses más tarde, la justicia decidió sentenciar a 12 años de prisión al agresor.

Era el 1 de enero por la noche, Neil celebraba y descansaba junto a su mujer Emily Mitchell y a su bebé de 3 meses en su casa del barrio de Rotherham (Inglaterra). De pronto un ruido le llamó la atención y decidió salir a ver qué sucedía. Fue el peor error que pudo haber cometido.

Neil Pearce, tiene 37 estaba con su mujer y su bebé de 3 meses en su casa, cuando escuchó un ruido y fue a ver qué pasaba.

Neil Pearce, tiene 37 estaba con su mujer y su bebé de 3 meses en su casa, cuando escuchó un ruido y fue a ver qué pasaba.

Un hombre, ebrio y con un cuchillo en la mano se le vino encima al verlo y lo embistió sin pausa hasta que su arma se rompió. No le importó que Neil no tuviera manera de defenderse ni que se encontrara en silla de ruedas, lo golpeó una y otra vez hasta que la hoja de su cuchillo se quebró. Esto no lo detuvo, y el violento atacante siguió con su arremetida. Tiró a Neil al suelo y le pegó varias patadas.

Al finalizar su brutal golpiza no tuvo miedo, no sintió pena, no tuvo remordimiento. Simplemente arrancó a caminar y lentamente se fue de la escena. Emily, la esposa de Neil vio todo el ataque desde la ventana de su casa. Al darse cuenta de lo que sucedía ella sólo pensó en cuidar a su bebé y cerró la puerta de su casa con llave. Una vez que el atacante se fue, ella salió corriendo a asistir a su marido.

En 1996 Neil quedó en silla de ruedas tras un accidente de tránsito.

En 1996 Neil quedó en silla de ruedas tras un accidente de tránsito.

Pearce tenía heridas en su cuello, brazos, piernas, cuerpo y cabeza. De inmediato lo trasladaron al Northern General Hospital, donde le realizaron una operación de emergencia que le salvó la vida. Luego se sometió a una cirugía reconstructiva que consistía en atornillar seis placas de metal en sus huesos faciales.

Las siguientes dos semanas, Neil las pasó internado en terapia intensiva luchando por su vida y, hoy admite que tiene suerte de seguir vivo.

El atacante le dio 11 cuchillazos y se le rompió su cuchillo.

El atacante le dio 11 cuchillazos y se le rompió su cuchillo.

"Sólo recuerdo haberlo visto de repente y luego ser apuñalado una y otra vez. Estaba en completo shock y no podía creer lo que estaba pasando. Mientras me apuñalaba, me decía que iba a cortarle la cabeza a mi bebé", declaró Neil al diario británico Daily Mail.

"Todo lo que pasaba por mi cabeza era: 'Necesito proteger a mi familia'. Estaba luchando para evitar que entrara en la casa, todo se sentía como un esfuerzo imposible de cumplir", recordó y relató que el hombre lo tiró de su silla y le pateó la cabeza.

De inmediato fue internado y estuvo más de un mes en el hospital.

De inmediato fue internado y estuvo más de un mes en el hospital.

"Después de eso, él simplemente se fue casualmente y me dejó tirado, creyendo que estaba muerto", señaló y luego se preguntó lo mismo que todos: "No entiendo por qué me atacó, estoy discapacitado y en una silla de ruedas, estoy indefenso".

El nombre del atacante es Jake Bartholomew-Mann. Se trata de un joven de 25 años que conocía a Neil desde hacía 7 años. La víctima del ataque definió a Bartholomew-Mann como un "amigo de un amigo", no tenían un vínculo cercano pero sí se conocían desde hacía tiempo.

Jake Bartholomew-Mann, el atacante. Se trata de un joven de 25 años que conocía a Neil desde hacía 7 años.

Jake Bartholomew-Mann, el atacante. Se trata de un joven de 25 años que conocía a Neil desde hacía 7 años.

Pearce recuerda haberlo visto en distintas ocasiones, es por eso que no entiende los motivos del virulento ataque: "Quiero ir a verlo en la cárcel para averiguar por qué lo hizo porque no tengo ni idea".

Esta semana la Justicia dio su veredicto y sentenció al agresor a 12 años de prisión por el cargo de lesiones corporales graves tras la increíble golpiza que le propinó a Neil.

Neil Pearce logró recuperarse pero no entiende los motivos del ataque que sufrió.

Neil Pearce logró recuperarse pero no entiende los motivos del ataque que sufrió.

Newsletters Clarín
Planeta redes | Te contamos cuáles fueron las historias más compartidas en Facebook, y lo que fue tendencia en Twitter e Instagram.

Planeta redes | Te contamos cuáles fueron las historias más compartidas en Facebook, y lo que fue tendencia en Twitter e Instagram.

Todas las semanas.

Recibir newsletter

En total, Pearce pasó dos semanas en terapia intensiva y unas cinco semanas más en internación general en el hospital antes de regresar a casa. Su cuerpo pudo recuperarse, pero en su cabeza todavía dan vuelta las imágenes de la agresión.

"El ataque obviamente tuvo un impacto masivo en mí. Todavía sufro mental y físicamente como resultado de ello. Pero todo lo que puedo hacer es continuar y centrarme en el futuro. Tengo suerte de estar vivo", aseguró.