El suicidio de un participante termina con el reality show más popular de Gran Bretaña

Sociedad
Lectura

El suicidio de un invitado de un espectáculo del estilo "talk show" puso fin a uno de los realitys más populares en Gran Bretaña y abrió un fuerte debate en la

TV. El Show de Jeremy Kyle, que se emitía en el canal ITV fue cancelado después de 14 años dominando las mañanas por las consecuencias sufridas tras la humillación a un participante.

Steve Dymond, de 63 años, se quitó la vida el pasado 2 de mayo, tras ser humillado en este famoso programa, catalogado por el público inglés como "el porno de los pobres". Dymond había asistido al show con la intención de demostrarle a su pareja Jane Callaghan que no le había sido infiel. Pero las cosas salieron mal. El invitado se sometió a una prueba de polígrafo y el resultado arrojó que supuestamente había mentido.

Steven Dymond, el hombre que se suicidó tras ser humillado en el programa The Jeremy Kyle Show.

Steven Dymond, el hombre que se suicidó tras ser humillado en el programa The Jeremy Kyle Show.

Newsletters Clarín
Planeta redes | Te contamos cuáles fueron las historias más compartidas en Facebook, y lo que fue tendencia en Twitter e Instagram.

Planeta redes | Te contamos cuáles fueron las historias más compartidas en Facebook, y lo que fue tendencia en Twitter e Instagram.

Todas las semanas.

Recibir newsletter

Devastado por lo sucedido, el participante abandonó el programa llorando y con el público increpándolo por la supuesta mentira. Al regresar a su casa, la novia le pidió que abandonara el hogar y a los pocos días, la empleada doméstica que trabajaba en la casa de Steve Dymond, lo encontró muerto. Los primeros informes hablan de una sobredosis.

Según medios británicos, un ex productor del programa reveló que los resultados del detector de mentiras eran manipulados de acuerdo a la conveniencia del show.

La pareja del fallecido le concedió una entrevista al diario The Sun en la que definió a Steve Dymond como una persona llena de amor. A su vez, reveló que su novio dedicó sus últimas horas a despedirse de ella vía mensaje: "Antes de irme quiero decirte que lo siento. Mi vida no tiene sentido sin ti".

Jane Callaghan, la novia de Steven Dymond, el hombre que se suicidó tras ser humillado en el programa The Jeremy Kyle Show.

Jane Callaghan, la novia de Steven Dymond, el hombre que se suicidó tras ser humillado en el programa The Jeremy Kyle Show.

Todo esto derivó en una cancelación que no tuvo discusiones. El Show de Jeremy Kyle, que se emitía en el canal ITV desde 2005 y tenía un encendido de un 22% en su horario, fue dado de baja tras recibir, incluso, críticas desde el gobierno de Theresa May. Además se borraron los videos de Youtube y cerraron sus redes sociales.

"Dado la gravedad de lo ocurrido, hemos decidido poner fin a la emisión del Jeremy Kyle Show", anunció el miércoles la directora ejecutiva de la cadena, Carolyn McCall. "El show ha tenido una audiencia leal y ha disfrutado de la profesionalidad de su equipo de producción durante 14 años, pero ha llegado el momento de poner punto final. Los pensamientos y la simpatía de todos los que trabajamos en ITV están con la familia y los amigos de Steve Dymond", añadió.

ITV, el canal donde se emitía el Show de Jeremy Kyle. (AFP)

ITV, el canal donde se emitía el Show de Jeremy Kyle. (AFP)

Las autoridades encargadas en Inglaterra de supervisar los contenidos televisivos revisan ahora el episodio grabado y no emitido y abrieron una investigación. "Las televisiones y las productoras tienen responsabilidad sobre la salud mental y el bienestar de los participantes y la audiencia de sus programas. Y les hemos dejado claro que deben contar con el suficiente nivel de apoyo en los estudios", dijo un portavoz de May.

El equipo del programa insiste en que intentó por todos los medios dar con el invitado después de que abandonara el estudio y que, a pesar de que Dymond había sido diagnosticado con un grave cuadro de depresión, había presentado una carta de su médico de cabecera en la que se aseguraba que podía participar en el episodio sin ningún problema.