Autorizan a los padres de un militar muerto a usar su esperma para tener un nieto

Sociedad
Lectura

Después de la tragedia de perder a un hijo, los padres de Peter Zhu, un cadete militar de 21 años que murió en un accidente de esquí, recibieron una buena noticia.

Un tribunal de Nueva York los autorizó a que utilicen el semen congelado del joven fallecido para tener un nieto por gestación subrogada. En Estados Unidos se desató el debate sobre la ética de esa decisión.

"Los padres de Peter son las partes adecuadas para tomar decisiones con respecto a la disposición del material genético de Peter", dictó el juez John Colangelo, quien dos meses antes los había autorizado a conservar la muestra. "En este momento, el Tribunal no impondrá restricciones sobre el uso que los padres de Peter puedan hacer del esperma de su hijo, incluido su uso potencial para fines procreativos", agregó.

Peter Zhu murió el 23 de febrero en una pista de esquí perteneciente a la Academia Militar de los Estados Unidos, en West Point, donde estudiaba. Aunque fue trasladado al Westchester Medical Center, los médicos lo declararon con muerte cerebral al ver que tenía la médula espinal fracturada.

La pista de esquí en la que murió Peter Zhu.

La pista de esquí en la que murió Peter Zhu.

Newsletters Clarín
Planeta redes | Te contamos cuáles fueron las historias más compartidas en Facebook, y lo que fue tendencia en Twitter e Instagram.

Planeta redes | Te contamos cuáles fueron las historias más compartidas en Facebook, y lo que fue tendencia en Twitter e Instagram.

Todas las semanas.

Recibir newsletter

Para recuperar el esperma de su hijo, los padres, Yongmin y Mónica Zhu, solicitaron en marzo que el hospital iniciara un procedimiento y hasta la decisión actual del juez, el semen estuvo almacenado en un banco local.

"Queremos realizar de manera póstuma su sueño de tener hijos y seguir así con la familia", habían dicho por entonces los padres de Peter.

El joven había hablado de sus sueños con ellos, diciéndoles que quería tener cinco hijos y que deseaba criarlos en un rancho, según la petición que hicieron los Zhu ante la justicia. Para un escrito en la Academia, Peter había revelado que quería casarse "antes de los 30 años,″ tener hijos y "convertirse en un oficial de carrera en el ejército".

Pero más allá de su deseo personal de tener una gran familia, la pareja dijo que el legado de su hijo también necesitaba ser preservado "por razones profundamente culturales". Zhu era el único hijo varón de su familia y en la cultura china, sólo los hijos pueden transmitir un apellido, escribieron sus padres en su petición.

Peter Zhu, el joven cadete que murió en un accidente de esquí en febrero de 2019. (AP)

Peter Zhu, el joven cadete que murió en un accidente de esquí en febrero de 2019. (AP)

El caso despertó varias críticas, entre ellas la de Art Caplan, profesor de bioética y jefe de la división de ética médica de la Facultad de medicina de la Universidad de Nueva York, quien dijo que el caso es "un atolladero ético" y explicó que no hay un sistema establecido para preguntar a las personas qué quieren para su material genético después de su muerte.

"Eso, dijo Caplan, deja muchas consideraciones éticas, sobre todo acerca de lo que es mejor para el joven: ¿habría querido el padre o la madre fallecida que el niño fuera creado usando una madre sustituta? ¿Habría querido ese padre que el niño fuera criado por sus abuelos o por alguien que no fuera el padre real? ¿Cuándo y cómo habría querido ese padre que se le dijera la verdad al niño?", publica The Washington Post en su edición digital.

En cuanto al caso Zhu, Caplan dijo que no está de acuerdo con la decisión del juez porque no cree que los padres deban tener control sobre la reproducción de sus hijos.