Un médico que manejaba alcoholizado chocó un taxi y mató a una chica

Sociedad
Lectura

Un médico está detenido en un hospital de Mendoza, acusado de conducir alcoholizado, a toda velocidad y causar la muerte de una joven de 27 años. José Alberto Paulos (34), de

él se trata, embistió desde atrás un taxi en el que viajaban dos pasajeras. Una de las chicas, Luciana Montaruli (27), falleció en el lugar y su acompañante, Fernanda Egaña (24) y el chofer del taxi Ricardo Ruiz (19), tuvieron graves heridas.

El hecho ocurrió a las 6:15 de la madrugada del sábado pasado, en una de las autopistas de ingreso al Gran Mendoza, en Acceso Sur, antes del carril Rodríguez Peña, en Godoy Cruz.

José Paulos manejaba alcoholizado y a más de 100 km/h. Y el taxi en el que viajaba Luciana Montaruli, que murió en el acto en el choque (Los Andes).

José Paulos manejaba alcoholizado y a más de 100 km/h. Y el taxi en el que viajaba Luciana Montaruli, que murió en el acto en el choque (Los Andes).

Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

Las jóvenes habían tomado un taxi de regreso a su casa y cuando circulaban por Acceso Sur, aún oscuro, el vehículo Gold Trend que conducía el médico las golpeó desde atrás. El taxi fue arrastrado e impactó contra un poste de luz. Los tres ocupantes del taxi quedaron atrapados en el interior del vehículo. Cuando llegó el servicio de emergencias, comprobó que Luciana había muerto en el lugar. El médico también resultó herido, pero con lesiones de menor gravedad. Amigos de la víctima contaron que Paulos intentó escapar cuando advirtió el desastre causado y que otros automovilistas que se detuvieron a ayudar, impidieron la huida.

El examen de alcoholemia del médico reveló que tenía 2,06 gramos de alcohol por litro de sangre, más del triple de lo permitido para conducir en Mendoza (hasta 0,5 gramos de alcohol por litro de sangre). Y que su auto iba a una velocidad de entre 100 y 130 kilómetros por hora.

La fiscal de Tránsito Liliana Giner imputó ayer a Paulos por homicidio simple con dolo eventual, un delito que contempla una condena de entre 8 y 25 años de prisión.

El médico fue notificado de su situación procesal en el hospital Español, adonde está internado y donde, además, trabaja. Paulos es médico clínico de ese centro médico, el más grande de los hospitales privados de Mendoza. El médico está en una sala con vigilancia policial y será trasladado a la cárcel cuando reciba el alta por las heridas que le provocó el choque. Su abogado defensor de Paulos adelantó que pedirá para él arresto domiciliario. La decisión quedará en manos de un juez de garantía.

Los otros heridos, el taxista y la amiga de Luciana, continúan internados, aunque sus vidas no corren peligro. El médico también recibió una imputación por estos dos heridos, por haber causado lesiones graves.

Los amigos y familiares de la víctima fatal iniciaron una campaña en las redes sociales en la que piden #JusticiaporLuli. Quieren encontrar testigos y pruebas del accidente: “Todas aquellas personas que puedan tener una foto o video posterior al accidente, por favor comunicarse al 2615439007. Ocurrió el sábado 18/5, a las 6.15 de la madrugada”, escribieron.

Con dolorosos posteos de despedida, los amigos de Luciana piden una dura condena: “no más asesinos al volante”, reclaman.

Mendoza. Corresponsalía.

LGP​