Cataratas: cómo fue la dura noche de la turista colombiana que se perdió en la selva

Sociedad
Lectura

Natalia Angel, la colombiana que estuvo perdida en la selva misionera casi un día, será dada de alta hoy y luego de realizar una declaración ante la Policía seguirá su viaje

rumbo a Brasil. Los médicos del Hospital Samic de Puerto Iguazú constataron que su estado de salud es bueno y sólo sufrió una leve deshidratación.

Un dato erróneo que brindó la joven en su primer contacto con la Policía Militar de Brasil casi frustró el operativo. Un comisario que participó de la búsqueda admitió que “cuando recibimos la comunicación desde Foz de Iguazú dudamos de la veracidad del pedido de auxilio porque esta persona dijo que se alojaba en un hotel que está cerrado hace varios meses”.

Los primeros datos que aportó a través de su celular la turista colombiana confundieron a los rescatistas de la Policía, Bomberos, Gendarmería, Parques Nacionales y el Ejército.

Los primeros datos que aportó a través de su celular la turista colombiana confundieron a los rescatistas de la Policía, Bomberos, Gendarmería, Parques Nacionales y el Ejército.

Pese a esa duda inicial, la Policía de Misiones alertó a Parques Nacionales y se inició rápidamente un operativo de búsqueda con los pocos datos que se tenían hasta ese momento. Unas 17 horas después, la joven fue hallada, mojada y agotada por la noche en vela que pasó.

En un breve contacto telefónico, Angel, de 27 años, contó a Clarín que está en Argentina desde hace casi un mes y tiene previsto cruzar la frontera en las próximas horas, ni bien cuente con la autorización de la Policía y la Justicia. La colombiana ingresó desde Chile y recorrió los principales atractivos turísticos del sur antes de viajar a Cataratas.

El jueves a la mañana, Ángel preparó sus cosas para dejar el hotel pero antes salió caminando hasta el acceso de Puerto Iguazú, donde empezó a hacer dedo para viajar nuevamente hasta el Parque Nacional Iguazú. Una persona la acercó hasta el empalme de las rutas 12 y 101. Desde allí caminó hasta que encontró un pequeño sendero y decidió internarse en la selva “porque me gusta mucho la naturaleza”, le dijo a los policías en el Hospital.

Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

“Nos dijo que no durmió en toda la noche y tampoco comió. Cuando la encontramos, ya al costado de la ruta, estaba totalmente mojada, con frío pero se la notaba tranquila. Después nos dijo que se sintió contenida por los contactos que pudimos tener vía celular durante la noche”, reveló uno de los rescatistas.

Primero fueron los guardaparques quienes tuvieron una breve charla con Angel. Y luego la Policía. Los contactos duraban siempre unos pocos segundos porque la señal de telefonía era muy débil.

“Le pedimos que se quedara en un lugar donde tuviera señal, que la íbamos a localizar, pero la realidad es que el grueso del operativo apuntaba al sector opuesto adonde ella había ingresado. El dato que ella aportó es que había entrado sobre la banquina derecha de la ruta, pero en realidad estaba en la izquierda”, reveló un comisario de Puerto Iguazú.

“Estimamos que caminó cerca de cinco kilómetros por la selva y el viernes se guió por el ruido de los autos para buscar el camino de salida”, agregó el policía. Cerca del mediodía, Natalia llegó a la ruta 101 y allí se contactó con los rescatistas. La odisea había concluido.

Apenas ingresó al Hospital SAMIC, la joven turista fue hidratada y permaneció en observación hasta este mediodía. Unos minutos después del control inicial, la joven se durmió profundamente durante dos horas. Superada la situación, Ángel ya piensa retomar su viaje con la mochila al hombro.

FA