Chau calvicie: aumentan los implantes capilares en hombres jóvenes

Sociedad
Lectura

Los 30 años son una edad crítica para muchos hombres. En especial por un tema que nunca pasa desapercibido, desde el clásico “se te volaron las chapas”, hasta los memes que

circulan en el grupo de amigos de WhatsApp. Pero ellos no dudan en enfrentar el problema: hacerse un tratamiento “pelo por pelo” dejó de ser un tabú entre las nuevas generaciones.

Vale preguntarse por qué bajó la edad de los pacientes. ¿El pelo se cae desde antes? ¿O los jóvenes de hoy le perdieron el miedo al quirófano?

La Técnica FUE, o "pelo por pelo", fue la elegida para Ángel Freire (Guillermo Rodriguez Adami).

La Técnica FUE, o "pelo por pelo", fue la elegida para Ángel Freire (Guillermo Rodriguez Adami).

Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

“No se evidencia mayor incidencia en edad más temprana. Los pacientes jóvenes consultan con más frecuencia, pero no porque tengan más alopecia que sus padres, sino por una preocupación mayor", responde a Clarín Oscar Marinacci, especialista en implante capilar y secretario general de la Sociedad Argentina de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora (SACPER).

En las clínicas coinciden. Desde Medical Hair dicen que "ha aumentado notoriamente" el interés de los jóvenes de 18 a 30 años. Lo atribuyen, en parte, a los nuevos estilos de peinado y a la tendencia a imitar los cortes de futbolistas y modelos. En una década -de 2009 a 2019- creció un 45% la búsqueda de asesoramiento y un 37% el inicio de tratamientos en esa franja etaria.

En la Clínica Integral de Pelo Saludable CipSalud acotan que las consultas desde edades tempranas "fueron creciendo exponencialmente". Actualmente, el 57% de los contactos provienen de hombres menores de 35 años, que suelen buscar ayuda cuando empiezan a notar una disminución de la densidad del cabello.

La mayoría de los pacientes tienen alopecia androgénica, que es hereditaria. El tipo de tratamiento o cirugía depende de una evaluación médica inicial. "Es recomendable que todos los procedimientos quirúrgicos sean realizados por cirujanos plásticos especialistas, que pertenezcan a una sociedad científica", subraya el secretario de la SACPER.

A Nicolás le hicieron un implante con la Técnica FUSS (Guillermo Rodriguez Adami).

A Nicolás le hicieron un implante con la Técnica FUSS (Guillermo Rodriguez Adami).

El implante capilar se realiza en quirófano, generalmente en una sola sesión, y puede durar entre 5 y 8 horas de acuerdo al grado de calvicie. Respecto al costo, por ejemplo, en la clínica CipSalud va desde los $ 26.000 a los $ 83.500, dependiendo de la cantidad de folículos.

¿Por qué se deciden a hacerlo? Clarín conversó con dos muchachos y ambos coincidieron en una palabra: autoestima.

Ángel Freire, de 32 años, vino desde Ecuador para cursar un doctorado en Ciencias Políticas. En el medio, se animó a cambiar su imagen. “Lo hice por mi autoestima, me sentía muy mal”, reconoce. “La pérdida fue muy acelerada. A partir de los 23 noté que se venía cayendo. A los 25, me faltaba en muchas partes. Siempre manejé la forma de peinarlo, hasta que no tuve cómo ocultarlo. Todos me decían: ‘Te estás quedando calvo’”, recuerda.

Ángel se hizo un implante con la técnica FUE (Follicular Unit Excision), que se usa en Argentina desde 2010 y es el famoso "pelo por pelo". Consiste en extraer, una por una, las unidades foliculares de las zonas no afectadas, como laterales y nuca. Luego se microimplantan para cubrir la parte despoblada, por lo general entradas y coronilla.

Bastante similar es el relato de Nicolás Re, un estudiante de 25 años. "Mi primera consulta fue porque estaba con baja autoestima, porque me veía con menos volumen de pelo y tenía que pensar cómo peinarme", comenta. Lo suyo fue muy precoz. "A los 22 me empezó a bajar el volumen, de un día para el otro. No me lo esperaba. Dije: '¡Soy joven, no puede ser!'. Y encima mi viejo tiene un montón de pelo", compara.

"La pérdida fue muy acelerada", dice Angel Freire (Guillermo Rodriguez Adami).

"La pérdida fue muy acelerada", dice Angel Freire (Guillermo Rodriguez Adami).

Nicolás se decidió el último octubre, con 24 añitos. Le hicieron un implante con la técnica FUSS (Follicular Unit Strip Surgery), también conocida como "técnica de la tira". Consiste en la extracción de una pequeña lonja de piel y pelo de la zona no afectada por la alopecia, como la nuca y laterales. De ese fragmento se obtienen miles de unidades foliculares, que luego se reimplantan, una por una, en las zonas despobladas.

Otra opción que está en auge es la mesoterapia, un método preventivo que no genera pelo nuevo, sino que mejora el existente. Suele realizarse entre los 25 y 30 años, cuando el hombre comienza a notar que su pelo se vuelve más débil. Es una combinación de vitaminas y la administración local intradérmica de fórmulas estimulantes.

Y, como curiosidad, los institutos mencionan el implante en barbas. Dicen que en el 2016 fue un auge y lo sigue siendo, en especial por la moda "hipster".