Otro escándalo real: críticas a Meghan y Harry por el arreglo millonario de la casa donde vivirán

Sociedad
Lectura

Se conocieron los gastos de la familia real británica el año pasado y estalló el escándalo. Frogmore Cottage, la casa de Meghan y Harry, los nuevos duques de Sussex, en

el parque de Windsor, fue un regalo de la reina. Antes, claro, hubo una reparación que costó a los contribuyentes 2,4 millones de libras( 3,5 millones de dólares) . Fueron gastos estructurales: electricidad, gas, calefacción, techos, pisos, baños. Los demás gastos los pagaron ellos.

Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

La Familia Real aumentó su presupuesto un 41 por ciento, especialmente por las reparaciones del palacio de Buckingham. Cada británico debe pagar 1,24 libras para mantenerlos.

Los británicos llevan 12 años en plena austeridad y los gastos de la familia real no contentaron a los republicanos. Republic, organismo que lleva adelante una campaña para reemplazar a la reina Isabel por un electo jefe de estado, cuestionó que los fondos de los contribuyentes sirvieran para redecorar la casa de Meghan y Harry, en tiempos de ajuste económico y bancos de alimentos para los más pobres. Exigen una investigación independiente.

La casa fue transformada en menos de seis meses, mientras los duques vivían en una casa de soltero de Harry, en los jardines del palacio de Kensington, en Londres. Los arquitectos transformaron el lugar, que había sido dividido en cinco departamentos para los empleados de Windsor, en una sola casa. Cambiaron las viejas instalaciones eléctricas y las adaptaron; algunos pisos de madera y tirantes; instalaron una pequeña central eléctrica; y aseguraron las paredes y las condiciones de seguridad. La escalera de madera, decoraciones, pinturas, cocinas y baños de las 14 habitaciones corrieron por cuenta de Meghan y Harry. Otras 600.000 libras van a gastar en jardines y decoración.

La polémica surge porque a la pareja Sussex le habían ofrecido el 1, un amplio departamento con 21 habitaciones en el palacio de Kensington, donde viven los duques de Cambridge. Pero la relación entre los hermanos no es lo fluida que era antes con William, el príncipe heredero.

Kate y Meghan no tienen un vínculo afectuoso. Los Sussex prefirieron la discreción de Windsor, mudar su corte al palacio de Buckingham y separarse de William y Kate de la fundación que los hermanos habían fundado, antes que fueron bautizados “los Fabulosos 4”. La fundación queda ahora a cargo de Kate y William, a quienes preparan para ser los futuros príncipes de Gales cuando la reina muera. Los Sussex planean vivir entre África y Estados Unidos mayoritariamente y generar su propio estilo Royal.

Los británicos pagaron 67 millones por viajes, personal y mantenimiento de propiedades de la monarquía. Otros 82,2 millones de libras fueron destinados a reparar el palacio de Buckingham , cuyo interior lleva años sin repararse ni adecuar sus instalaciones eléctricas, anti incendios y de seguridad a los nuevos tiempos.

Los costos de Harry, Meghan, William y Kate son pagados por las ganancias del Ducado de Cornwall, cuya propiedad es del príncipe de Gales. Alcanzaron los 5,05 millones de libras. Los gastos del príncipe Carlos se incrementaron 155.000 libras y llegaron a 3,15 millones de dólares pero incluyen el casamiento de Harry y Meghan.