El trust energético que esta en la mira del gobierno de María Eugenia Vidal

Sociedad
Lectura

Algunos le llaman el juego del “tapete” utilizado en los trenes, con tres vasitos y una sola bola, para atrapar incautos, y otros más sofisticados “las mamushkas de offshore”,

esas muñecas rusas escondidas unas dentro de otras. Habría que apelar a ejemplos tan rústicos para determinar qué es Desarrolladora Energética SA (DESA), la sociedad que tiene el 58,8% de los usuarios del servicio de electricidad en la Provincia.

Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

La empresa es controlada por el financista de Rogelio Pagano. El grupo se encarga del servicio de luz en Buenos Aires con Eden (norte y centro), Edea (Costa Atlántica y centro), Edes (sur) y Edelap (Gran La Plata). En una actividad que algunos especialistas confieren de perfil casi monopólico privado. Es un principio de dato que sirve para el desmadejamiento societario. Cuando en marzo de 2017 la firma DESA compró la distribuidora de energía eléctrica Edelap, alcanzó la concentración de la mayoría de los usuarios y de la distribución en la Provincia.

La operación concluía una secuencia de transacciones empresariales, incluidas regulaciones fuera del estatus legal de nuestro país. Esa ingeniería determinó la poca visibilidad de los tenedores de todas las acciones de la firma. Pagano sería propietario del 20% de ellas.

¿Cómo terminó en jefe del emporio?. Pagano arribó al mundo de la energía de la mano de Marcelo Mindlin, como director del Grupo Dolphin. Entonces se encargaba de desarrollos para las fusiones y adquisiciones de empresas. Hasta allí tenía nutrido antecedente en Newbridge Latin America, Deutsche Morgan Grenfell en Argentina, Citibank y Bank of America. Un financista con todas las letras. Con Mindlin, vinculado en su momento con el grupo Socma de los Macri, motorizó el despegue en el mercado de Pampa Energía. También en el manejo de las finanzas de Edenor, adonde había llegado en 2005.

Fue el momento de inserción en el sector, favorecido por Mindlin. También por Alejandro Macfarlane, unos años más tarde CEO de Edelap, prestadora a quien el propio Pagano terminó comprando en 2017.

Un salto importante fue en 2012, cuando con el empresario venezolano Miguel Martínez Mendoza (ex ejecutivo de Enron) compraron Edenor, la empresa para la cual trabajaba. Según el investigador Federico Basualdo (Flacso), en ese momento, la sociedad utilizada para realizar la operación fue Power Infraestructure Group.

En febrero 2013, otra vez Edenor les vendió a Pagano y Martínez Mendoza la distribuidora eléctrica del norte de la provincia de Buenos Aires (Eden). La transacción fue por 80 millones de pesos.

El financista ya había ampliado su cartera de eléctricas en la Provincia. Un año después, en agosto 2014, Pagano se “abrió” de Martínez Mendoza. En simultáneo, inscribió en el Registro Público de Comercio la empresa Desarrolladora Energética SA (DESA).

Por aquello de buena vecindad en los negocios, en mayo 2016, ingresó a las ligas mayores con la compra de participación en Edesa (Salta), Eden y Edes. La inversión casi 300 millones de dólares. La compra fue a su flamante ex socio Martínez Mendoza.

Al fin, Pagano se instaló en Edelap a principios de 2017. Alejandro McFarlane, con quien había estado en la Edenor de Mindlin, le vendió el control accionario de la distribuidora de la costa atlántica (Edea) y de la distribuidora eléctrica de la capital provincial. Una mano de full de ases completa en el manejo de la energía bonaerense.

Para los que conocen el mercado, Pagano, Martínez Mendoza, MacFarlane y Mindlin constituyen una alianza operativa que habilitó el avance de DESA sobre el control de la distribución eléctrica de la Provincia. Un trust con distintas unidades de negocio.

Con Eden, Edea, Edes y Edelap, el grupo Pagano concentra la tercera parte del servicio. El origen del entramado habría sido la firma controlante del conglomerado energético Cuxery International.

Se conformó como sociedad anónima. Por eso, se verificaría que Pagano con la tenencia del 11,9 por ciento del capital, aparece como controlante. La explicación es que l financista aseguró el total de las acciones ordinarias. Las demás son “acciones preferidas”. Así se denominan a aquellas que cobran primero los dividendos sin intervención en el gerenciamiento de la empresa. Corresponden a inversionistas anónimos.

Pagano compró el holding con financiamiento del fondo Carval, en alguna época en cercanía de negocios con Cargill. La cerealera tiene como subsidiaria a una sociedad radicada en Luxemburgo desde 2006, que posee paquete accionario en Tesnik Holding, constituida legalmente en Inglaterra y Gales.

El controlante de Tesnik es la mencionada Cuxery Internacional.