Rodrigo Eguillor, el "cheto de Banfield", cumplió 200 días preso: está en el mismo lugar que Pity Alvarez

Sociedad
Lectura

Pasó del penal de Marcos Paz a la cárcel de Ezeiza. Eso es un upgrade en el mundo del delito. Rodrigo Eguillor está alojado en el mismo sector de ese penal

que el músico Pity Alvarez. No está condenado. Su prisión es preventiva por el delito de abuso sexual agravado de Lourdes Segura. La chica con la que en un video se lo ve forcejeando, casi desnudos, en el balcón de un departamento de San Telmo.

El "cheto de Banfield" —como se lo llamó a partir de los Lives en Instagram en los que decía que Lourdes sólo era "para coger", por ser "una negra de Ituzaingó"— lleva más de 200 días preso.

El hijo de la fiscal de Ejecución Penal de Lomas de Zamora Paula Martínez Castro ya no tiene la melena con reflejitos rubios. Esa que sacudía —casi como un tic— frente a las cámaras. Sigue con su campera bomber verde y su jean roto. Pero poco quedó de la actitud del relacionista público del boliche Jet. De ese que se "creía mil", como aceptó en la entrevista que le dio al periodista Mauro Viale.

Rodrigo Eguillor, en diciembre del año pasado, tras declarar por las denuncias en su contra. (Foto Germán García Adrasti)

Rodrigo Eguillor, en diciembre del año pasado, tras declarar por las denuncias en su contra. (Foto Germán García Adrasti)

Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

Justo antes del último fin de semana extralargo, el Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional Nº10 rechazó el pedido de excarcelación que presentó su defensa de Eguillor, desde donde hablaron de "ensañamiento".

"No es saña. Es una irrealidad que Eguillor esté en libertad con esta calificación, procesado y con preventiva firme. Eguillor no ve gravedad en el delito que cometió. Se ve su falta de criterio al evaluar lo que pasó. Fue una violación, como se decía antes. A nosotros (por la querella) no nos dieron traslado, nada", dice a Clarín Fernando Burlando, abogado de Lourdes, la víctima.

Eguillor está formalmente acusado de "abuso sexual con acceso carnal" y "privación ilegítima de la libertad". En la causa interviene el fiscal Oscar Ciruzzi, a cargo interinamente de la Fiscalía General Nº 10. Para él, no corresponde liberar al acusado, ya que existe "peligro de fuga y entorpecimiento de la investigación".

Eguillor está detenido desde principios de diciembre de 2018, por orden del juez Carlos Bruniard. La mayor parte de sus días tras las rejas trascurrieron en el penal de Marcos Paz. Hace menos de dos meses, la Liga Argentina por los Derechos Humanos denunció que esa cárcel está "superpoblada" y que los presos allí pueden estar al menos cuatro seguidos sin agua y que no hay calefacción.

Eguillor pidió su traslado. Se lo concedieron. ¿La causa? su mala relación con otros presos. Por eso llegó a Ezeiza, una cárcel que por el tipo de presos que tiene (muchos por corrupción K), está bajo mayores controles. Pero la mala actitud de Eguillor hizo que en estos días lo "intratrasladaran".

Rodrigo Eguillor, en diciembre.

Rodrigo Eguillor, en diciembre.

Eguillor había sido alojado en el Módulo 1, destinado a 372 presos con Resguardo Integral Físico (R.I.F.) —para evitar que otros internos los ataquen—. Pese a los seis pabellones de alojamiento, con 50 celdas cada uno; dos pabellones de 12 celdas cada uno y un pabellón de alojamiento común de 48 plazas, su cercanía con Jorge Mangeri, el encargado de edificio condenado por el homicidio de Ángeles Rawson, no terminó bien.

Entonces, ante un nuevo pedido de la defensa, el "cheto de derivado fue derivado al Hospital Penitenciario Central —dentro del penal de Ezeiza— para una nueva evaluación psiquiátrica. Por eso está con Pity Alvarez.

"Es una locura. Nosotros nos negábamos a que lo trasladaran de Marcos Paz a Ezeiza y ahora la defensa pidió que lo trasladen a un lugar extramuro", detalla Burlando. Ese lugar sería una clínica psiquiátrica.

El Hospital Penitenciario es otro upgrade ​para Eguillor. Cuenta con 50 plazas distribuidas en dos plantas. Dentro de este edificio funciona también el Hospital Psiquiátrico de Varones (Unidad 20). Ezeiza, en cambio, es la cárcel más grande del país, en el que habitan 2.226 hombres.

La prisión preventiva de Eguillor fue confirmada por la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional en enero de este año.

El 5 de julio, el fiscal Ciruzzi consideró que eso debía mantenerse por el "comportamiento elusivo" que demostró el acusado durante la investigación. También resaltó algo en particular: que a Eguillor lo detuvieron en el Aeropuerto de Ezeiza cuando intentaba salir del país. En el aeropuerto, mientras esperaba su vuelo, sin valijas, frenó para hablar con Clarín y con canales de noticias. Ahí insistió con su actitud provocativa. Y llegaron los oficiales de la Policía de Seguridad Aeroportuaria.

El fiscal también dijo que debería tenerse en cuenta "su dudoso arraigo" en el país (Eguillor no tiene contacto con su familia) y el hostigamiento hacia la víctima y hacia los testigos a través de redes sociales. Y, en concreto, ninguna de las cuestiones que llevaron a la Cámara del Crimen y a la Cámara de Casación a confirmar la prisión preventiva ha variado.

El 15 de noviembre del año pasado, Eguillor recibió a Lourdes, de 22 años, en el departamento que alquilaba en San Telmo. Antes habían chateado por Instagram. De acuerdo al testimonio de ella, él abusó de ella y no la dejó irse del lugar con la presunta excusa de que su amigo —que había estado en el departamento— se había llevado la llave. Por eso, entre empujones, terminaron en el balcón adonde fueron registrados por los celulares de vecinos mientras la chica gritaba.

El Cuerpo Médico Forense constató las lesiones que tenía tenía Lourdes en el cuello, desde donde, se vio, Eguillor la sostenía.

LGP

Cargando...