Abusos en una pareja, el delito sexual más difícil de denunciar y probar

Sociedad
Lectura

El periodista Lucas Carrasco fue condenado a 9 años de prisión. La pena -alta-, fue recibida con aplausos. La expectativa era enorme: no hay mucha jurisprudencia en este tipo de casos.

De hecho hay pocas denuncias de abusos sexuales en el marco de una pareja o de relaciones consentidas. Si en estos días incluso mucha gente aún cuestionaba: ¿pero cómo? ¿puede haber una violación dentro de un matrimonio? ¿puede haber abusos entre novios? Sí.

Y si los delitos sexuales son tal vez los más difíciles de comprobar, un abuso, un abuso, una violación dentro de una pareja, se ubica entre los más complicados.

Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

"El abuso intramatrimonial es un tema muy complejo. Los abusos suelen darse en ámbitos privados, sin testigos. Y encima, en estos casos, las relaciones sexuales son algo esperables. Por eso es una problemática particular dentro de otra más general como son los delitos sexuales", explica a Clarín Mariela Labozzetta, al frente de la UFEM, Unidad Fiscal Especializada en Violencia contra las Mujeres.

En un delito sexual la prueba más importante es el testimonio de la víctima. A veces es la única prueba. "Como sistema de Justicia no podemos responder que no se puede seguir adelante porque eso sería habilitar la impunidad de abusadores y violadores. Hay que investigar", dice Labozzetta.

La titular de la UFEM compara estos delitos con los crímenes de lesa humanidad que se cometieron en la clandestinidad y en los que el Estado no dejó huellas ni registros.

Lucas Carrasco en el tribunal oral lo criminal 9 Foto: Rolando Andrade Strcuzzi

Lucas Carrasco en el tribunal oral lo criminal 9 Foto: Rolando Andrade Strcuzzi

Lo que se toma en cuenta es la coherencia del testimonio de la víctima durante todo el proceso, que tiene sustento, además, en pericias psicológicas. También se buscan testimonios de personas que hayan acompañado a la víctima en momentos cercanos al o los abusos (médicos, vecinos, policías). También familiares, amigos, compañeros de trabajo, que pueden hablar del estado físico y anímico de la víctima en la época del o los abusos.

La denuncia por violación de Thelma Fardín contra Juan Darthés provocó una andanada de denuncias de viejos abusos, muchos intrafamiliares. Y entre ellos, los más complejos: las violaciones entre parejas, novios, matrimonios.     

La UFEM acompañó a Sofía Otero al comienzo de su denuncia contra Carrasco. Junto a las especialistas Sofía terminó de comprender que además de haber tenido relaciones sexuales consentidas había sido víctima de una violación. "Se está entendiendo que es un delito -dice Labozzetta-. Por eso hay denuncias contra Aldana (el cantante de El Otro Yo, condenado a 22 de cárcel por abuso sexual y corrupción de menores), contra Carrasco. Se abrió una olla".

#MeToo, #NoEsNo, #MiraComoNosPonemos, #YoTeCreo. No son solo hashtags de los movimientos de mujeres y feministas. Son denuncias, son reclamos de un cambio social y cultural.

PS