Un jurado popular declaró culpable de asesinato con alevosía a la mujer que mató a su hijastro en España

Sociedad
Lectura

Culpable de asesinato con alevosía es la sentencia que desde este jueves pesa sobre Ana Julia Quezada, condenada por matar a su hijastro el 27 de febrero de 2018

en una finca de Almería, España. Con este veredicto, emitido por un jurado popular, la mujer de origen dominicano quedó al borde de la "prisión permanente revisable".

Durante la primera audiencia del juicio que se inició una semana atrás, Quezada, de 44 años, había reconocido que le dio muerte a Gabriel Cruz, de 8 años e hijo de su por entonces pareja, Ángel Cruz, en una quinta familiar de Rodalquilar, en la región de Níjarla. Pero también se apuró en aclarar que esas no eran sus intenciones.

Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

"No quería matarle, solo taparle la boca para que se callara porque chillaba negra fea", refirió la acusada ante un tribunal español. Ese mismo jurado, compuesto por siete mujeres y dos hombres, fue el que arribó a la conclusión unánime de que Quezada es culpable todos los cargos que se le imputaron.

Declaran culpable de asesinato con alevosía a Ana Julia Quezada, abocada a prisión permanente./ RAFAEL GONZÁLEZ-EUROPA PRESS

Declaran culpable de asesinato con alevosía a Ana Julia Quezada, abocada a prisión permanente./ RAFAEL GONZÁLEZ-EUROPA PRESS

Tomar esa decisión les llevó un día entero, durante el cual no mantuvieron contacto con ningún miembro externo, y se remitieron a contestar las 142 preguntas formuladas por la jueza del caso, Alejandra Dodero.

La pena se corresponde con el pedido de la fiscalía, quien había solicitado que a Quezada se la declare culpable de asesinato con alevosía y se la sentencia a la prisión permanente revisable, además de además de 10 años extras por daños psíquicos. Mientras que la querella, representada por los papás de Gabriel, había formulado una petición similar.

"Estaba chillando 'negra, fea, tú no me mandes que no eres mi madre, quiero que mi madre se case con mi padre, no quiero que esté contigo, vete a tu país. Y yo estaba muy nerviosa, solo quería que se callara pero no quería matar al niño, simplemente le tapé la boca", se había defendido Quezada en las primeras horas del juicio.

También aseguró ante el jurado que le puso a Gabriel "la mano sobre la boca y la nariz" porque "yo solo quería que se callara, que me dejara de decir esas cosas". Según su versión, el pequeño portaba un hacha cuando supuestamente se enfrentó a ella.

Nada de esto fue tenido en cuenta por el jurado, que coincidió en su decisión sin fricciones.

La desaparición de Gabriel conmocionó a toda España y a gran parte de la sociedad mundial, ocupó la tapa de los diarios y motivó una campaña sin precedentes, a la que se sumaron celebridades y políticos, además de una fuerte campaña en redes sociales.

Su cuerpo fue hallado en el baúl del auto familiar 12 días después de haber desaparecido. La madrastra no puso sostener por mucho tiempo su débil coartada, y terminó confesando el crimen. Ahora lo declaró por primera vez en el juicio en su contra.

JPE

Cargando...