La historia de amor de un cura y una maestra que era un secreto a voces en San Juan

Sociedad
Lectura

En Valle Fértil, San Juan, la historia del cura Nelson Cuello (45) es comentada en cada esquina, en el trabajo o al llegar a casa. El sacerdote fue noticia el domingo

cuando en plena misa avisó que abandonaba los hábitos porque estaba enamorado y “no quería caretearla”. A muchos de los fieles seguidores católicos no les sorprendió la revelación. En el pueblo era un secreto a voces que el cura se había enamorado de una maestra y, en varias ocasiones, dejó trascender que estaba en una crisis vocacional y que pronto se iba a saber “qué sacerdote dejaba el pueblo”. Lo más sorprendente es que Cuello no es el primero en dejar el sacerdocio en Valle Fértil, sino que hay otros cuatro casos en los últimos años.

El cura Nelson llegó al municipio del noroeste sanjuanino en febrero de 2018. Y se instaló en la villa San Agustín, la localidad cabecera del municipio, a 250 kilómetros del límite con La Rioja. Es sanjuanino de nacimiento, del municipio de Caucete. El primer año compartió el ejercicio sacerdotal con otro cura, Jonathan Félix, pero en los últimos meses quedó solo a cargo de la parroquia San Agustín y Nuestra Señora del Rosario.

Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

En el pueblo de 4 mil habitantes ir a misa es una de las actividades sociales más concurridas: la tarde en la que el sacerdote confesó que dejaba la Iglesia el templo estaba repleto. “No estoy dispuesto a asumir una doble vida o a caretearla como dicen los jóvenes", confesó el cura. Y más allá de la sorpresa, para muchos feligreses fue un acto de franqueza: “Habló con tanta sinceridad que los fieles lo aplaudieron, algunos lloraron y muchos fueron a abrazarlo”, contó Adriana Calivar, una vecina.

"No estoy dispuesto a asumir una doble vida", dijo el cura Nélson Cuello en plena misa, al avisar que dejaba los hábitos.

"No estoy dispuesto a asumir una doble vida", dijo el cura Nélson Cuello en plena misa, al avisar que dejaba los hábitos.

La noticia del cura que abandonaba los hábitos corrió como reguero de pólvora. “Mi vieja volvió de misa y nos contó lo que había pasado: el cura tiene novia”, dijo Ignacio, empleado municipal, que conocía al sacerdote desde que llegó al pueblo y lo presentó el propio arzobispo monseñor Jorge Lozano.

“El padre Nelson nos dijo que estaba buscando su felicidad”, contó María, otra vecina, que pidió que no se revele su nombre. En lo que todos los consultados por Clarín coinciden es que “se veía venir esta confesión”. “Era habitual ver al cura con la maestra juntos en algunas peñas o caminando por la calle. Al principio, pensábamos que eran amigos o parientes”, afirman. Sin embargo, la relación se hacía cada vez más cercana, imposible de ocultar.

A ella la describen como una mujer bella, atractiva, de cabello rubio. A fin de año dejó su cargo en el colegio de Educación Especial Múltiple de Valle Fértil para trasladarse a una escuela del municipio de Santa Lucía, más cerca de la ciudad capital de San Juan. Casi no volvió al pueblo. De él dicen que es extrovertido, fachero y que no solía vestirse con atuendo tradicional de cura. “Cuidaba mucho su aspecto, de barba candado y le gustaba vestir de pantalón chupín y campera de cuero”, relatan los habitantes del pueblo.

El caso de Cuello no es el primero en Valle Fértil. Los vecinos enumeran otros hechos que también sorprendieron, como el de Francisco Armendariz, que había sido designado en la misma parroquia, dejó el sacerdocio y se casó con una profesora de Letras del pueblo.

O el caso del excura Oscar Belli, quien había pasado por San Agustín y luego designado en la parroquia de 9 de Julio, donde decidió dejar los hábitos. Otro cura al que se le contaban más de dos hijos con distintas mujeres. Por último, el caso de Freddy Leiva, que también se enamoró de una joven de la villa San Agustín.

El ahora ex religioso Nelson Cuello era el cura párroco de Valle Fértil, en San Juan

El ahora ex religioso Nelson Cuello era el cura párroco de Valle Fértil, en San Juan

Pocas veces hay noticias de tanto alcance en Valle Fértil, municipio conocido turísticamente por el parque Ichigualasto y el Valle de la Luna,. Por eso, el caso de Cuello ha sido uno de los principales temas abordados en la semana y el disparador para una comentada entrevista radial.

Estoy muy bien y en paz. Fue una decisión difícil, pero lo hablé mucho con mis superiores y me sentí acompañado. No creo ser más valiente que el resto, pero en un mundo donde reina la hipocresía opté por la verdad y honestidad", dijo Cuello en una comunicación telefónica con radio del Valle, el lunes por la mañana.

Y agradeció a los feligreses porque “Valle Fértil me humanizó y permitió sentir”. Fue entonces cuando confirmó los rumores de que estaba enamorado de una mujer del pueblo. Se despidió de los vecinos -no ha querido volver a dar entrevistas-  con un mensaje de optimismo: “Estoy feliz de haber dado este paso, hay que ocuparse mucho de proyectarse en la vida. Nuestra vida es una constante peregrinación en busca de la felicidad”.

Mendoza. Corresponsalía.

DD

Cargando...