Revelan por primera vez la apariencia del denisovano, "primo lejano" del hombre

Sociedad
Lectura

Gracias a muestras de ADN, científicos israelíes lograron dar cuerpo y rostro a otro de nuestros antiguos primos, el denisovano, una subespecie de Homo desaparecida hace 50.000 años.

De los

hombres de Denisova, cuyos primeros restos fueron descubiertos en 2008, los investigadores conocían pocas detalles: dientes, pedazos de huesos y un maxilar inferior.

Los científicos israelíes de la universidad Hebraica de Jerusalén, bajo la dirección del profesor Liran Carmel, utilizaron las evoluciones de los bloques de ADN encontrados en esos fragmentos para adivinar cuáles genes estaban activados y reconstruir de esa manera la apariencia física de sus lejanos primos.

Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

"Es muy difícil partir de secuencias del ADN para dibujar la anatomía" de su propietario, explicó el jueves el profesor Carmel, al presentar los resultados de sus investigaciones en Jerusalén.

"La policía, en todas partes en el mundo, soñaría con extraer ADN de una escena criminal y poder identificar (físicamente) a un sospechoso", agregó.

Los científicos desarrollaron un nuevo método, "confiable en un 85%", agregó. Así pudieron reconstituir, por primera vez y después de tres años de trabajo, el aspecto general de los denisovanos, añadió.

Así lucía el denisovano.

Así lucía el denisovano.

Pudieron esclarecer 56 diferencias entre el denisovano y el hombre moderno, así como con el neandertal. El denisovano tenía por ejemplo una pequeña frente, contrariamente al hombre moderno, pero similar a la de los neandertales.

"Los denisovanos son más cercanos al hombre de Neandertal que nuestro, pues son más cercanos a ellos en la escala de la evolución", subraya el profesor Carmel.

El científico espera que esta reconstrucción posibilitará autentificar cráneos descubiertos en China hace algunos años y que parecen, por su tamaño y apariencia, pertenecer a los denisovanos.

Los denisovanos y los neandertales se separaron hace entre 400.000 y 500.000 años, convirtiéndose en especies distintas del género Homo (los Homo sapiens son de otra especie).

Al salir de África, los neandertales se dispersaron por Europa y en el oeste de Asia, mientras que los denisovanos se dirigieron hacia el Asia del este.

Fuente: Agencias

Cargando...