Liberan al hombre que dejó ciega a golpes a su ex, aunque no cumplió una parte clave de su condena

Sociedad
Lectura

Carlos Ariel Goncharuk, condenado por golpear hasta dejar ciega a su ex esposa, Susana Gómez, será liberado en las próximas horas aún cuando no cumplió con una parte de la

sentencia: el hombre fue condenado por un tribunal a pasar 8 años en prisión (que ya se cumplieron) y a realizar un tratamiento psicológico y socioeducativo con perspectiva de género en alguna institución penitenciaria. Que nunca cumplió.

Este jueves a la tarde, la Sala V del Tribunal de Casación bonaerense, integrada por los jueces Carlos Angel Antiello y María Florencia Budiño, hizo lugar a un recurso de amparo presentado por la defensa de Goncharuk para que se le permita dejar la cárcel aunque no haya cumplido con una de las disposiciones de la sentencia condenatoria.

Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

Goncharuk tuvo otro revés judicial hace una semana. Fue cuando el juez de Familia, Hugo Rondina, ordenó establecer una restricción perimetral de 100 kilómetros “en caso de que sea liberado”. O sea: el ahora ex convicto deberá estar a esa distancia de su ex mujer, sus hijos, su familia y la escuela de los chicos.

Susana Gómez, durante el juicio en el que fue condenado Carlos Ariel Goncharuk

Susana Gómez, durante el juicio en el que fue condenado Carlos Ariel Goncharuk

Según dijeron fuentes judiciales a Clarín, este jueves por la noche Rondina se habría presentado ante las autoridades de la Unidad Penal 34 de Melchor Romero, donde se aloja el detenido para certificar que se cumplan esas restricciones.

Y habría ordenado, además, que obliguen a Goncharuk a colocarse la pulsera electrónica que permite un monitoreo para controlar el cumplimiento de esa perimetral.

Hace dos semanas el juez de Ejecución Penal de La Plata, José Villafañe, había resuelto no liberar al agresor por negarse a cumplir el tratamiento. Según los argumentos de este magistrado, Goncharuk pasó por varios penales donde le ofrecieron cursos y actividades de resocialización para revisar sus conductas agresivas. Pero siempre se negó.

Esa decisión fue recurrida por la defensa del imputado y el expediente llegó a Casación. Los votos de Antielo y Budiño habilitaron la “inmediata liberación”. No obstante, en el mismo escrito, los camaristas solicitan que el ministerio de Seguridad de la provincia “ponga en funcionamiento los dispositivos institucionales tendientes a garantizar la integridad física de Susana Raquel Gómez”.

Según contó a Clarín el abogado Darío Witt, que asistió en todo el proceso a la víctima, Susana está “asustada y teme por la seguridad de ella y de sus hijos”. Además, cuestionó la falta de cumplimiento de una parte de la condena y responsabilizó a la Justicia penal por “la carencia total de perspectiva de género en sus resoluciones”.

En 2010 Gómez fue atacada por Goncharuk, padre de sus cuatro hijos, en su vivienda. Las secuelas de la paliza la dejaron ciega. Antes de ese episodio la mujer lo había denunciado 13 veces ante la Justicia.

La Plata. Corresponsalía.

Cargando...