Al señor Director de Total News:De mi mejor consideración. Rosenkratz y tardía autocrítica.

Sociedad
Lectura

Tengo el agrado de dirigirme al señor Director en relación a la carta de lectores suscripta por el doctor Carlos Rosenkratz actual circunstancial titular de la Corte Federal Argentina, en cuanto éste pretende asumir una suerte de postura auto crítica en directa relación a la actividad de ciertos sectores de la administración judicial.

2. Dicha postura debe leerse en línea con la editorial de Paz Rodríguez Neill ( “ Los tribunales reperfilan las causas contra Cristina Kirchner”; “ Con una Justicia desprestigiada, todos los fallos se leen como reacomodamientos al nuevo orden, favores y aprietes”).

3. Chocolate por la noticia. Hace mucho tiempo atrás la ensayista Beatriz Sarlo en ocasión de una de las tantas editoriales de su autoría en el Diario Perfil se encargó, y por cierto con precisión quirúrgica, de delatar lo que no es otra cosa mas que un secreto a voces.

. 4. En efecto, Beatriz Sarlo se encargó de advertir que en la República Argentina la administración de justicia no se define precisamente a partir de la aplicación igualitaria de la ley ni tampoco a partir de parámetros de genuina imparcialidad sino que , muy por el contrario, en aquellos asuntos de alta sensibilidad para los intereses del poder político de turno, la administración de justicia se define justamente a partir de la coyuntura del peso del factor político a cargo circunstancialmente de la comarca presidencial. O , si se quiere, a partir de la relación de fuerzas que marcan los factores de poder

5. Y en línea con el impecable análisis de la misma ensayista Beatriz Sarlo y parafraseando otra fantástica definición de un distinguido colega, está mas que claro que en la Argentina los jueces federales se han convertido en exquisitos jugadores de póker; muchos de ellos sintonizan claramente los designios que llegan desde la comarca presidencial; y a la vez sus radares están muy atentos a las encuestas de opinión cuando se aproximan los tiempos electorales.

6. Ya Alexander Hamilton (“El Federalista”), se encargaba de similar señalamiento hace mas de ciento cincuenta años al analizar el fenómeno estadounidense; ni que hablar Jean Claude de Gillebaud (“La traición a la ilusión”) a propósito de similar fenómeno francés.

7. Pero el comentado contexto de toxicidad institucional no se agota –pura y exclusivamente- en la actividad jurisdiccional desarrollada en los fueros federales.

8. Muy por el contrario la onda expansiva de la inmundicia se extiende hacia los órganos institucionales llamados a velar por el control de dicha actividad jurisdiccional; me refiero, claro está, a esos genuinos esperpentos institucionales denominados eufemísticamente “Consejo de la Magistratura” y “Jurado de Enjuiciamiento”, donde convergen, sistemáticamente, los lobbies del crimen organizado.

9. La responsabilidad internacional del Estado Argentino producto de la pésima calidad institucional tanto del Consejo de la Magistratura ( órgano acusador) como así también del Jurado de Enjuiciamiento ( órgano de juzgamiento) sumado a la Corte Federal Argentina ( órgano de revisión) deviene manifiesta a partir, entre otros, del informe de admisibilidad n°34/18 ( Comisión Americana de Derechos Humanos) ( “ Tiscornia, Guillermo Juan c/ República Argentina” ( 4/05/18).

10. Todo ello en línea con otros tres casos adicionales en materia de remoción de magistrados judiciales ( informes de admisibilidad nros. 9/16 “ “Rico, Eduardo”; 56/16 “Leiva, Luis Alberto”; 104/17 “ Torres Nieto, Mirta”) sumado al caso del ex juez de Rufino; Provincia de Santa Fé, doctor Carlos Andrés Fraticelli.

11. Y esos otros casos( en materia de remoción de jueces) son los que colocan a la Argentina en clara posición de inminente responsabilidad internacional al haberse comprobado, en la instancia supranacional claros avasallamientos por parte del Estado Argentino respecto de básicas garantías convencionales.

12. Y en la misma materia ( referida a la remoción de magistrados judiciales) la Corte Interamericana de Derechos Humanos ( CIDH) tuvo ocasión de declarar internacionalmente responsables, respectivamente, a la República del Perú ( “ Tribunal Constitucional del Perú; Terry Marsano y otros c/ República del Perú, 31/01/01); y asimismo a la República de Venezuela ( “ Aspitz Barbera c/ República de Venezuela, 5/08/08).

13. Y como si ello fuera poco ya van otros y múltiples casos que colocan a al Estado Argentino en la segunda posición en Latinoamérica en materia de responsabilidad internacional ( CIDH “Kantos”; “Mohamed”; “ Bulacio”; “ Bayarri”, “ Gutiérrez”; “ Espósito”; “ Gutiérrez; “ Derecho”; “ Kimel”; Fontevecchia”, “ D Ámico”, etc. etc.”.); todo lo cual delata que el Estado Argentino mas que encontrarse en condiciones de exhibir una suerte de curricullum esté en posición mas cercana a portar un genuino prontuario institucional.

14.“Cuando la ley y la moral se contradicen, el ciudadano se encuentra ante la cruel alternativa de perder la noción de la moral o perder el respeto a la ley” ( Frederic Bastiat)

20. Saludo al señor Director muy atte..

Guillermo J. Tiscornia

Ex juez en lo Penal Económico

DNI n°11.371.779

guilletisco@hotmail.com

Cargando...