Las víctimas de la"casa del horror" de Bahía Blanca tenían la psiquis "arrasada", dijo un perito

Sociedad
Lectura

Los hermanos Fernando (27) y Gonzalo Benítez (25) y la madre de ambos Nélida Llanos (67) comenzaron ser juzgados este lunes por tentativa de homicidio, abuso sexual y privación

ilegal de la libertad. En su vivienda de Güemes al 3700, mantuvieron retenidas a dos mujeres que lograron escapar en marzo del año pasado y relatar el cautiverio que padecieron.

Las víctimas estaban al borde de la desnutrición, mordidas por perros y con signos de abuso. Fernando es el único que llega preso al juicio y con la acusación más grave de los tres, ya que es considerado autor de los ataques por la fiscalía y las querellas. En tanto el rol de su hermano y su madre sería el de partícipes necesarios.

Hasta el viernes, es espera la declaración de un centenar de testigos, entre ellos, las dos mujeres que estuvieron retenidas y otras que, al darse a conocer públicamente el caso, concurrieron a la justicia para denunciar que habían sufrido tormentos similares por parte de los Benítez.

Uno de los primeros en declarar fue el perito psicólogo Jorge Rabadán quien aseguró este lunes que la psiquis de ambas mujeres estaba “arrasada” y presentaban “stress postraumático” evidente.

Gonzalo Benítez, acusado como autor de los ataques en "la casa del horror" de Bahía Blanca. /Gentileza La Nueva

Gonzalo Benítez, acusado como autor de los ataques en "la casa del horror" de Bahía Blanca. /Gentileza La Nueva

El representante de la asesoría pericial oficial descartó que las mujeres estuvieran fabulando sobre lo que ocurrió en la casa. Ambas llegaron a allí por su propia voluntad como novias de Fernando Benítez, quien las había contactado a través de Facebook.

Gustavo Avellaneda, abogado de una de las víctimas, adelantó que la mujer se encuentra más entera para declarar ahora que cuando tuvo que hacerlo varias semanas después de haber sido rescatada, tras un mes y medio de cautiverio. “Pasó el tiempo para asimilar y asumir lo que viene ahora, que es decir lo que padeció y evitar que se repita”, dijo el letrado, que elogió el trabajo del Centro de Asistencia a la Víctima.

Comenzó el juicio por "la casa del horror" en Bahía Blanca. Gonzalo Benítez, uno de los acusados, en los tribunales.

Comenzó el juicio por "la casa del horror" en Bahía Blanca. Gonzalo Benítez, uno de los acusados, en los tribunales.

Detalló que la mujer "fue mordida por un perro, quemada con cigarrillo, cortada, sufrió golpes y contusiones en la cara que la dejaron con un defecto permanente". Agregó que si bien la estrategia de los abogados de los acusados será remarcar que la mujer no llegó forzada a la casa, "varios de los delitos ya fueron confesados por el propio (Fernando) Benítez".

“La convocó a través de las redes sociales. Luego la situación se desmadra y a ella le costó asumir que alguien en quien había confiado cambiara tanto” agregó Avellaneda sobre lo que le dijo la víctima respecto de la conducta del mayor de los Benítez.

Por su parte Verónica Lozano, que asiste a la otra víctima, dijo que la mujer -que era menor de edad cuando sufrió los tormentos- llega muy nerviosa y sin poder dormir a la audiencia. “Sufrió daños de por vida de los que no se vuelve. Por más que intenten borrarlo, no podrán” resaltó la abogada, respecto de los efectos sobre ambas víctimas.

Comenzó el juicio por "la casa del horror" en Bahía Blanca. Nélida Llanos, uno de los acusados, en los tribunales.

Comenzó el juicio por "la casa del horror" en Bahía Blanca. Nélida Llanos, uno de los acusados, en los tribunales.

Lozano reveló que después de las primeras semanas tras su huida de la casa, la joven fue recordando más situaciones. “Ella es fuerte, sino no estarían viva” remarcó, antes de describir cómo eran sus días en cautiverio. “La dejaban desmayada, aturdida, no comía, no se hidrataba. Eso le provocó un desmejoramiento absoluto del cuerpo y el cerebro. No puede planificar” dijo Lozano.

Ambos abogados coincidieron en que las acusaciones más graves, como los abusos y tentativas de homicidio recaen sobre Fernando Benítez, aunque consideran partícipes necesarios a su hermano Gonzalo y su madre. “No podían no saber, no oír ni no ver lo que sufrían. Son tan responsables como Fernando” dijo Lozano. La acusación está a cargo de la fiscal de Delitos Sexuales Marina Lara.

Bahía Blanca. Corresponsalía.

DD

Cargando...