Según el Gobierno, bajaron 12% los femicidios, pero se demora un plan para agilizar las denuncias por violencia de género

Sociedad
Lectura

275 víctimas de femicidios y femicidios vinculados, que son aquellos en los que el homicida asesina a otra persona -un hijo, una hermana, una madre- para dañar a la mujer que

es su víctima directa. Esa es la cifra oficial que el Ministerio de Seguridad de la Nación acaba de anunciar según sus registros de 2018. Según esas mismas estadísticas, los femicidios -directos y vinculados- bajaron un 12,1 por ciento: en 2017, año para el que esa cartera del Estado elaboró cifras por primera vez, habían sido 313 casos.

La Casa del Encuentro es una organización civil que lleva estadísticas de femicidios desde 2008. Según sus cifras también hubo una baja entre 2017 y 2018, pero la reducción fue del 3,44 por ciento, casi 9 puntos porcentuales menor a lo anunciado por Seguridad. Entre femicidios directos y vinculados, la ONG detectó 319 casos en 2017 -6 más que el Ministerio- y 308 en 2018 -33 más que la estadística estatal-.

"La cantidad de femicidios de 2018 fue la más baja desde 2010", dijo a Clarín Mariela Budiño, titular de la Subsecretaría de Estadística Criminal del Ministerio de Seguridad. En 2010, las cifras correspondientes a femicidios eran elaboradas exclusivamente por organizaciones civiles: no había registros estatales. Según sostuvo la funcionaria, la subsecretaría que encabeza tiene en estudio 39 casos de 2018: "Aún no se los puede categorizar como femicidios ni descartarlos como tales. Algunos podrían finalmente sumarse a los 275 que ya están consolidados, podría reducirse el porcentaje de la baja, pero sí sabemos que hubo una disminución entre 2017 y 2018".

En abril de este año, la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, había anunciado la creación de un sistema para unificar la carga y el curso de las denuncias por violencia de género en todo el país. Ese sistema, había explicado la titular de la cartera, establecería un formulario único para radicar esa denuncia y estandarizaría, a través de un índice de riesgo, las medidas a tomar -por ejemplo, una restricción perimetral o un botón antipánico-. Su creación se publicó en el Boletín Oficial del 25 de abril y, al momento del anuncio, Bullrich respondió que el sistema entraría "ya mismo" en funcionamiento aunque dependía de la adhesión de cada una de las provincias.

"No me puedo comprometer a darte una fecha concreta de funcionamiento porque si te digo un mes y no se cumple, te estaría mintiendo", respondió este lunes a Clarín Carolina Barone, coordinadora de Políticas de Género del ministerio, ante la consulta sobre cuándo entraría efectivamente en funcionamiento el sistema.

La funcionaria tampoco pudo precisar cuántas provincias habían adherido al sistema anunciado en abril. "Lleva tiempo de gestión hacer que las distintas provincias adhieran, se capaciten en el nuevo software, se instale en las computadoras que intervienen en el proceso", detalló Budiño. Aquella unificación del sistema de denuncias anunciada en abril fue parte del Plan Nacional de Seguridad para la Reducción de Femicidios que anunció el presidente Mauricio Macri el 2 de octubre, a 25 días de las elecciones nacionales.

La falta de definición respecto de cuándo estará en funcionamiento el sistema unificado de denuncias se da en un contexto en el que, según confirmó Barone, en 2018 hubo 442.000 denuncias por violencia de género sólo ante dependencias policiales de 18 provincias y la Ciudad. En ese año, sostuvo la titular del área de Género del ministerio, sólo la Oficina de Violencia Doméstica porteña recibió 15.791 denuncias.

El informe presentado este lunes da cuenta de que en algunas provincias que habían tenido algunas de las tasas de femicidios más altas en 2017, ese índice se redujo. Según las cifras presentadas, en Santiago del Estero la reducción fue del 81,4 por ciento, en Salta, del 57,1 por ciento, y en Jujuy, de 55,1 por ciento.

Las tasas de mujeres víctimas de femicidios más elevadas se registraron en Neuquén -2,46 víctimas cada 100.000 mujeres-, Tucumán -1,91 víctimas cada 100.000 mujeres- y Chaco -1,84 víctimas cada 100.000 mujeres-. A pesar de haber bajado su tasa, Salta es aún una de las diez provincias argentinas con el índice más alto. 

Según detalló Barone, la cantidad de femicidios cometidos por agentes de las fuerzas de seguridad federales -las que dependen directamente del ministerio- se redujo a cero. "No hubo ningún caso en 2018. En 2017 había existido un caso y en 2016 fueron seis. Creemos que tiene que ver con la restricción del arma reglamentaria a quienes fueron denunciados por violencia de género, que fue de un 568 por ciento en estos cuatro años", describió. En cuanto a los femicidios cometidos por homicidas que son miembros de otras fuerzas de seguridad, Budiño respondió: "No es un dato que tengamos desagregado. No lo hemos pedido para elaborar estos informes".

Entre las mejoras que, según explicó la titular del área estadística del ministerio, permiten tener cifras más precisas se cuentan mejores datos respecto de la víctima y el victimario. "En 2016 el 78 por ciento de los formularios tenían ese campo en blanco, hoy ese blanco se redujo al 59 por ciento de los casos, y proyectamos que va a seguir mejorando", explicó.

De los 275 femicidios directos y vinculados que contabilizó el Ministerio, en el 16 por ciento de los casos existían denuncias previas. El año pasado ese porcentaje había sido del 17 por ciento. "Creemos que todavía hay barreras institucionales a las que una mujer se enfrenta a la hora de denunciar: falta de empatía, de capacitación, dificultades para acompañar el sostenimiento de esa denuncia, vergüenza de parte de la mujer para enfrentar esa instancia", señaló Barone, y sumó: "Se están haciendo distintos trabajos para que esas barreras impacten cada vez menos. Aún no va a verse en estos registros, pero creemos que la Ley Micaela -que obliga a los funcionarios de los tres poderes del Estado a cumplir con una capacitación en temas de género- va a impactar en los próximos años".

Entre las cifras anunciadas, una se mantiene constante respecto de los registros de 2017: dos de cada tres mujeres muertas en homicidios dolosos son víctimas de femicidio.

PS

Cargando...