Madre e hija manejaban un jardín de infantes ilegal y las acusan de organizar juegos sexuales entre los alumnos

Sociedad
Lectura

Durante 35 años, el jardín de infantes "Patito Feo" funcionó en la localidad de Trujui, partido de Moreno, bajo una absoluta ilegalidad. Sin embargo, carecer de habilitación no le impidió mantenerse

activo y albergar a miles de chicos, muchos de ellos hoy ya adultos, que año tras año convivieron jornadas completas con las encargadas de la institución.

Tuvo que suceder algo mucho más grave y de carácter irreversible para que el establecimiento clandestino de la calle Thames al 1300 fuera clausurado en agosto. Su directora y una maestra, que son madre e hija, fueron acusadaspor madres de alumnosde maltratar a sus hijos y obligarlos a participar de juegos sexuales entre ellos.

Pericias psicológicas y exhaustivas pruebas físicas de por medio, la justicia logró confirmar que estos manejos realmente existieron, y que los menores fueron sometidos a prácticas aberrantes que afectaron considerablemente su maduración sexual. Por todo esto, y con siete denuncias radicadas, las dos mujeres fueron detenidas el pasado viernes bajo el cargo de corrupción de menores agravada.

En una entrevista con el canal de noticias TN, tres de las madres denunciantes detallaron cómo se enteraron a través de sus pequeños de lo que sucedía en el lugar. Fue en junio pasado cuando una de ellas tuvo un intercambio subido de tono con la directora del jardín y decidió consultarle a su hijo si él en alguna oportunidad había sido maltratado.

"Me dijo que sí, que lo agarraban del brazo, que le tiraban del pelo y que le daban la cabeza contra la pared", comentó. Cinco días después, la mujer radicó una denuncia por maltrato. Esa charla entre madre e hijo se replicó en otros hogares de alumnos de Patito Feo, y las respuestas fueron muy similares. Hasta que una mujer se sumó al grupo de denunciantes con un caso mucho más grave.

"Nos comentó que a sus hijos los hacían jugar al "sapo pepe", un juego que consistía en bajarse los pantalones, intercambiarse la ropa interior, orinarse y tocarse. Y las "docentes" a veces miraban y otras participaban", detalló la mamá de espaldas a la cámara.

El jardín de infantes Patito Feo, en Moreno, fue clausurado en agosto tras las denuncias de padres. Funcionó 35 años sin habilitación.

El jardín de infantes Patito Feo, en Moreno, fue clausurado en agosto tras las denuncias de padres. Funcionó 35 años sin habilitación.

Que la "Seño R" les gritaba en el oído porque quería que se queden sordos, que los hacía "tocarse el pito", que los empujaba, les daba la cabeza contra la pared y les tapaba la boca fueron algunos de los dichos que las víctimas relataron a sus padres y repitieron frente a los peritos psicólogos y que, si bien no indican señales de abuso sexual, sí refieren una alteración grave en el desarrollo de los menores.

El caso lo lleva la UFI N° 3 de Moreno, a cargo de la fiscal Luisa Pontecorvo, que es donde se radicaron las denuncias y desde donde salió la orden de detención contra madre e hija, con un dato más: la mujer de 31 años, señalada por los menores como la "seño R.", y por el medio local "Semanario Actualidad" como Rocío Pérez, no tendría título habilitante de docente, carrera que no habría estudiado.

Ella y su madre, identificada como Magdalena Acosta, se habían defendido mediante ese medio cuando el jardín fue clausurado, admitiendo que no contaban con habilitación oficial, pero sí privada, y que las denuncias no tenían fundamento. En ese mismo orden se manifestó Jonathan, hijo y hermano de las detenidas, asegurando al portal Infobae que todo responde a una jugada política.

“Es todo mentira. Acá hay un trasfondo político. Alguien que nos quiere hacer daño. Mi mamá hace 35 años que tiene el jardín y nunca pasó nada. Es verdad, estaba sin habilitación pero solo eso. Acá a los chicos se los trata bien. Podés preguntar a cualquiera del barrio. Si querés te junto un montón de gente”, advirtió.

En efecto, desde que se conocieron las denuncias y las posteriores detenciones el barrio está dividido entre los que apoyan a los chicos y sus familias, y quienes tomaron partido por el jardín

Cargando...