Presentan una droga que "engaña" al cuerpo para que produzca glóbulos rojos y combata la anemia en pacientes renales

Sociedad
Lectura

Más de 13 mil nefrólogos participan por estos días de la "Semana del Riñón" en Washington. Entre las novedades del congreso se presentó un estudio que asegura que una nueva droga

puede no sólo detener el avance de la Enfermedad Renal Crónica (ERC) sino hasta evitar someterse a diálisis.

Además de la genética, hay dos grandes causas que están llevando a que cada vez haya más personas en el mundo con problemas renales: los malos hábitos -sedentarismo, tabaquismo, mala alimentación- y la mayor expectativa de vida. Se dice que es una pandemia: hay más de 200 millones de personas que padecen problemas renales en todo el mundo. En Argentina hay 30 mil personas en diálisis, y por cada paciente en diálisis hay diez con enfermedad renal avanzada. También se estima que una de cada diez personas puede padecer la enfermedad.

Los problemas renales suelen progresar hasta transformarse en enfermedad crónica, con necesidad de diálisis y trasplante. Las personas con ERC llegan a tomar nueve medicamentos diarios y su calidad de vida empeora significativamente. En los últimos 20 años se duplicaron las muertes causadas por ERC. En 2017 se perdieron 35,8 millones de años de vida saludable a nivel mundial debido a la discapacidad causada por esta enfermedad. 

La realidad virtual, presente en el Congreso de Nefrología de Washington

La realidad virtual, presente en el Congreso de Nefrología de Washington

Organizado por la Sociedad Americana de Nefrología, el congreso es el más importante de su especialidad. Por eso se eligió este marco para presentar los últimos resultados de un estudio que está relacionado con el Premio Nobel de Medicina de este año. En octubre, William Kaelin Jr, Sir Peter Ratcliffe y Gregg Semanza fueron reconocidos por sus avances en la investigación sobre el comportamiento de las células bajo condiciones de hipoxia: descubrieron que las células perciben bajos niveles de oxígeno y responden creando nuevos glóbulos rojos.

Los investigadores demostraron que cuando hay bajo ingreso de oxígeno, una proteína (la llamaron FIH), se acumula en casi todas las células del cuerpo. Entre los efectos detectaron que aumenta la actividad de un gen que produce Eritropoyetina (EPO), una hormona que provoca la creación de glóbulos rojos con oxígeno.

En octubre, en Estocolmo, se anuncia el Nobel de Medicina a William G. Kaelin Jr, Peter J. Ratcliffe y Gregg L. Semenza "por sus descubrimientos sobre cómo las células perciben y se adaptan a la disponibilidad de oxígeno"

En octubre, en Estocolmo, se anuncia el Nobel de Medicina a William G. Kaelin Jr, Peter J. Ratcliffe y Gregg L. Semenza "por sus descubrimientos sobre cómo las células perciben y se adaptan a la disponibilidad de oxígeno"

Es el mismo mecanismo que se usó en la investigación presentada ahora en el Congreso de Washington: una droga -roxadustat- "engaña" al cuerpo y lo conduce así a desarrollar más células rojas. De esta manera se combate la anemia, falencia que tiene la mayoría de los pacientes con ERC avanzada. Es que el riñón es un censor de la cantidad de oxígeno que hay en la sangre y los pacientes con diabetes no producen eritropoyetina, entonces suelen sufrir anemia. Se les da eritropoyetina en dosis muy altas pero son inyectables y tiene efectos adversos.

La droga que se presentó "engaña" al riñón y logra que libere eritropoyetina. Es una pastilla. El año pasado fue aprobada en China para pacientes con diálisis. Este año se aprobó para todos los pacientes con enfermedad renal avanzada. Y también Japón lo aprobó para pacientes con diálisis.

La mayoría de los pacientes con Enfermedad Renal Crónica (CKD por sus siglas en inglés) suelen tener anemia.

La mayoría de los pacientes con Enfermedad Renal Crónica (CKD por sus siglas en inglés) suelen tener anemia.

"A nivel farmacológico es la principal novedad del congreso. Es un gran avance para estos pacientes que han perdido calidad de vida. Esta droga les da una ventana de tiempo para esperar un trasplante sin tener que llegar a hacer diálisis. Es el descubrimiento más importante de los últimos años, un gran avance", explica a Clarín Danilo Verge, al frente del área cardiovascular, renal y del metabolismo de AstraZeneca, el laboratorio que desarrolló la molécula y que espera que en unos meses la FDA -la agencia del gobierno de los Estados Unidos responsable de la regulación de alimentos y medicamentos- autorice la venta.

"La anemia es común en pacientes con enfermedad renal crónica no dependientes de diálisis y está asociada a mayor riesgo de mortalidad, hospitalización, eventos cardíacos y la progresión de la enfermedad renal. Esta droga es un tratamiento revolucionario, no sólo mejora la calidad de vida sino que reduce la mortalidad", asegura Steven Fishbane, jefe de Nefrología de Northwell Health.

"Hoy en día no hay medicamento que frene la enfermedad renal crónica. Esta droga la frena, mejora la anemia y retrasa la diálisis. Es el estudio más serio e importante de los útimos 25 años sobre la anemia y sin dudas mejorará la calidad de vida de los pacientes -agrega Robert Provenzano, vicepresidente de DaVita Kidney Care-. Por primera vez los nefrólogos van a poder decirles a sus pacientes que tienen un medicamento para retrasar el progreso de su enfermedad renal".

Habrá que esperar para que esta droga sea aprobada en Argentina. Por lo pronto, el laboratorio también presentó en el congreso un estudio que concluyó que la dapagliflozina -una droga prescripta para personas con diabetes y que sí se vende en el país- ayuda, además, a prevenir la Enfermedad Renal Crónica. Y es que el 40 por ciento de las personas con diabetes tiene problemas renales.

Tratamientos futuros

​Editar genes. Eso, dicen los especialistas, es la medicina que se viene. "Se toman genes defectuosos y a través de una máquina molecular se hacen de nuevo, se reparan. Es un cambio de concepto: ya no se trata de fármacos en general sino individuales, pensados para cada persona", explica a Clarín Marcelo Orías, jefe del servicio de Nefrología del Sanatorio Allende de Córdoba y presente en el Congreso de Washington.

"Hay muchas enfermedades que tienen causas genéticas. La enfermedad renal también puede serlo. Ya es posible secuenciar los genes. Esos resultados dan información. Lo que hace falta es médicos capacitados para analizar esa información genética -agrega Orías-. Es lo que se viene, es en lo que hay que capacitarse. Los nefrólogos tenemos que empezar a estudiar la genética de las enfermedades renales".  



Cargando...