Identifican una posible causa del daño pulmonar que produce vapear: el acetato de vitamina E

Sociedad
Lectura

Es un líquido oleoso, viscoso, casi incoloro y fácilmente soluble en aceites. Como tiene propiedades antioxidantes, se usa como suplemento dietario en lindas cápsulas amarillas y es un "infaltable" en muchos

productos de cosmética. Es fácil creer que la ingesta de vitamina E tiene “todas las de ganar”. Pero, lejos de eso, uno de sus derivados, el acetato de vitamina E, fue señalado por un informe de salud estadounidense como responsable de los efectos dañinos en los pulmones de personas que venían utilizando el cigarrillo electrónico.

Hasta ahora se sabía que el acetato de esa vitamina estaba presente en muchas esencias de vapeo, pero la novedad difundida en estos días, según indica un informe de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), es la certeza de que se encontró en las muestras biológicas de 29 pacientes, en base al estudio de sus fluidos pulmonares.

¿Qué es el acetato de vitamina E y por qué se usa en las esencias de vapeo? Aunque circula que este residuo sólo fue encontrado en pacientes que habían vapeado aceite de cannabis, María Inés Medín, coordinadora de la sección “Tabaquismo y epidemiología” de la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria (AAMR), explicó que, en principio, "el acetato de vitamina E podría estar presente en cualquier esencia de cigarrillo electrónico, sea cannabis o no, ya que se usa como un espesante".

En Argentina, el cigarrillo electrónico no está aprobado por la ANMAT. / Reuters

En Argentina, el cigarrillo electrónico no está aprobado por la ANMAT. / Reuters

“Pero nos manejamos con supuestos... hay que dejar bien claro que el cigarrillo electrónico no está aprobado por la ANMAT, por lo que su uso no está permitido en la Argentina. Esto significa que, en definitiva, es bastante incierto cuáles de estas esencias tienen acetato de vitamina E y cuáles no, así como de qué están hechas en general”, señaló la experta, quien agregó que las pocas certezas que manejan se ligan a la contundencia clínica de las patologías severas que se ven en el consultorio: “Por ejemplo, la neumonía lipoidea. Sabemos que en esos pacientes se vio evidencia de acetato de vitamina E en el cuerpo”.

Son muchos los especialistas que comparten la perspectiva de la “incertidumbre”, o sea, que el daño del cigarrillo electrónico es, todavía, materia poco explorada. Así lo afirmó María Carolina Talio, doctora en bioquímica, investigadora del Instituto de Química de San Luis INQUISAL-Conicet, enfocada en tabaquismo: “El acetato de vitamina E es un espesante, o sea, una sustancia oleosa que se le coloca en el aerosol, pero es una de las tantas sustancias que le dan esa forma característica al vapor, al igual que pasa en el que sale de las máquinas de humo, que se usa para escenografías o en los boliches”.

En su laboratorio puntano, Talio se enfoca, desde 2007, en estudiar el “costado inorgánico” del tabaquismo. Y, desde 2014, en el cigarrillo electrónico puntualmente. “Pero hasta ahora sólo estudiamos las esencias. Recién ahora, de a poco, estamos recolectando muestras biológicas de vapeadores”, contó.

Para leer lo que sigue conviene tener en mano la tabla periódica: “En las esencias de vapeo encontramos plomo, cadmio, níquel y antimonio. Son todos cancerígenos y se acumulan en el organismo”.

Por ejemplo, “el cadmio es uno de los que más tarda en depurar el organismo: tiene un tiempo de vida media de 30 años y queda en el riñón. El plomo, por ejemplo, actúa al nivel del sistema nervioso, en el tejido graso o adiposo, y también a nivel cardíaco”. La investigadora afirmó que “si bien cada elemento tiene un blanco específico, en general afectan muchos órganos”.

En la misma línea, Medín agregó que, “incluso suponiendo que no tuvieran ese acetato, las esencias tienen nitrosaminas y derivados de benzopirenos, que son sustancias cancerígenas”.

"Y no hay olvidar (advirtió la experta) que quienes consumen cigarrillo electrónico, en algún momento fueron fumadores previamente o mantienen un consumo dual. Y por eso, fumando o vapeando, sin dudas pueden llegar a contraer la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica o EPOC”.

En Argentina, la última encuesta de tabaquismo en jóvenes arrojó datos sorprendentes para un país donde el cigarrillo electrónico no es legal: el 7,1% de los chicos de 13 a 15 años lo utilizaba y el 14,4% lo había probado alguna vez. “Pero creemos que hay un subregistro. Son muchos más”, afirmó Medín.

Desde el hospital en el que se encuentra en Detroit, Estados Unidos, este martes dará una conferencia de prensa la primera persona que debió someterse a un doble trasplante de pulmón, producto de los daños que le causó el vapeo. Es uno de los más de 2.000 que quedó hospitalizado en ese país, sin contar las 39 personas que murieron en los últimos meses.

DD

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

CARGANDO COMENTARIOS

Clarín

Para comentar debés activar tu cuenta haciendo clic en el e-mail que te enviamos a la casilla ¿No encontraste el e-mail? Hace clic acá y te lo volvemos a enviar.

Clarín

Para comentar nuestras notas por favor completá los siguientes datos.

Cargando...