Tiempo de rosados

Sociedad
Lectura

Siempre es bueno repetir hasta el hartazgo que el vino nace en el viñedo. Ahora, ¿qué dice esa frase? Que la concepción de calidad básica comienza en el terruño y a

partir de allí todo lo que sigue determinará las características del producto.

En los últimos años, los rosados argentinos han evolucionado bajo esa premisa y se fueron sofisticando para lograr vinos ligeros, fáciles de tomar y con poca graduación (en general), con colores acordes a los estándares mundiales y empezando a respetar los elementos centrales del terruño donde se producen.

En este sentido, algunas bodegas y productores se han perfeccionado en la materia y están generando resultados de gran nivel y personalidad y donde la suma de los diferentes elementos resulta esencial.

Es por eso que los rosados argentinos no se pueden subestimar. Los más arriesgados consumidores se encuentran hoy con ejemplares fáciles de beber, equilibrados en su composición y fundamentalmente ideales para disfrutar en cualquier momento.

Los rosados son vinos con personalidad propia.

Los rosados son vinos con personalidad propia.

Ya no se los puede tener como un vino “que completa la línea”. Y concretamente, tienden a aflorar en esta época, donde el Sol vuelve a brillar y donde estos vinos se caracterizan por la gran presencia de fruta, flores y un color con suaves y delicados matices que en la actualidad los ha vuelto más llamativos.

En el momento del maridaje y situaciones de consumo, son de gran interés tanto para los puristas amantes de la perfección como para los más relajados con la bebida. Son claves para los aperitivos y sumamente flexibles para combinar con platos sencillos de la cocina tradicional. También hay que animarse a beberlo junto a sabores exóticos o simplemente solo.

El vino rosado, clave en los aperitivos y flexible en el maridaje.

El vino rosado, clave en los aperitivos y flexible en el maridaje.

Si bien el mercado argentino ha aumentado considerablemente la propuesta de este tipo de vinos, aquí una serie de rosados que de alguna manera marcan el estilo y sirven de guía a aquellos que quieren incursionar en este mundo.

Serbal Malbec Rose.  Elaborado por Bodega Atamisque, es un vino con color profundo, en la intensa nariz predominan las fresas y las guindas y en boca es agradable debido al equilibrio que provoca la acidez con el dulzor de su fruta. Ideal para comidas asiáticas y ensaladas.

Rosé Sil Vous Plait.  La bodega Pulenta Estate coloca este distintivo rosado de uvas Merlot provenientes de Agrelo en Luján de Cuyo, en Mendoza. De atractivo color que recuerdan a pétalos de rosas, es muy elegante. Tiene una gran expresión aromática, con suaves toque de moras y guindas. La boca es encantadora, producto del excelente equilibrio en la acidez.

Obra Prima Rosado.  Un vino con bastante historia dentro la propuesta de los rosados argentinos. Elaborado por Bodega Familia Cassone, en los últimos tiempos fue evolucionando hacia un estilo típico de la Provence francesa, con colores tenues, gran acidez y cierta personalidad. En boca tiene un leve dulzor que lo hace más amable y fácil de maridar con cualquier comida.

Por Federico Lancia. Periodista de vinos y lifestyle. Director de vinosybuenvivir.com Instagram: @federicolancia.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

CARGANDO COMENTARIOS

Clarín

Para comentar debés activar tu cuenta haciendo clic en el e-mail que te enviamos a la casilla ¿No encontraste el e-mail? Hace clic acá y te lo volvemos a enviar.

Clarín

Para comentar nuestras notas por favor completá los siguientes datos.

Cargando...