Ampliar la licencia por paternidad y adopción, una deuda pendiente de Argentina

Sociedad
Lectura

En Argentina, para un varón, tener un hijo o mudarse de casa es lo mismo: sólo se contemplan dos días de corrido de permiso por paternidad. Es una de las licencias

más bajas de toda la región. Y es que la Ley 20.744 de Contratos de Trabajo tiene 44 años, es de 1974. A pesar de los 61 proyectos que hay en el Congreso para reformular esta norma más que obsoleta, aún ninguno se ha terminado de transformar en una iniciativa superadora más acorde a estos tiempos y a la equidad de género

En marzo de 2018 el Gobierno nacional se comprometió a extender la licencia por paternidad a 15 días, pero no ocurrió. Así, la mayoría de los varones que tienen un hijo sólo cuentan con dos días. Sólo algunas jurisdicciones del país o empresas privadas han tenido la iniciativa de prolongar esta licencia con una cantidad mayor de días variable, aunque la mayoría otorga dos semanas.

Gracias a algunos convenios colectivos de trabajo, hay quienes tienen más días de licencia, pero el panorama general es de una enorme inequidad. Y eso teniendo en cuenta sólo a quienes trabajan en blanco y son empleados formales, porque entre los desocupados o los cuentapropistas se estima que la mitad de los varones que tiene un hijo no cuenta con ningún tipo de licencia paga.

Esta poca cantidad de días sólo se explica por una vieja idea que plantea que el cuidado de los niños y niñas sólo le corresponde a las mujeres, cuando hoy en día numerosos estudios plantean que esto no es así, que no se trata de una cuestión natural sino cultural y construida.

Las teorías de cuidado plantean una paternidad compartida como la mejor herramienta no sólo para combatir las inequidades de género sino para el bienestar de los niños y niñas: es un enorme avance socio cultural. También está probado que para las mujeres mejora el puerperio el hecho de no tener que ser la única responsable del cuidado del bebé.

Cuando más avanzado es un país, más días de licencia hay tanto por maternidad como por paternidad. Suecia es el que va a la vanguardia. Allí, madres y padres tienen una licencia compartida de 480 días y salvo los primeros meses que son para la madre, el resto la pareja puede elegir quién se toma la licencia para quedarse en casa cuidando al bebé. A menor desarrollo, menos días. Argentina es uno de los menos desarrollados del mundo en este sentido.

Para ser padre en solitario se requiere sentido de la responsabilidad, porque todo recae en una sola persona.

Para ser padre en solitario se requiere sentido de la responsabilidad, porque todo recae en una sola persona.

En el Congreso hay un proyecto de equidad de género donde se incluye la posibilidad de dar 15 días a padres biológicos, adoptivos y madres no gestantes por nacimiento o adopción. También prevé licencias para trámites en casos de adopción, procedimientos de fertilización asistida y violencia de género. Incorpora la modalidad de jornada reducida para padres con hijos e hijas de menos de cuatro años. El proyecto igual no resuelve el problema de los trabajadores que están fuera del mercado laboral formal.

Tampoco contempla la posibilidad de avanzar sobre licencias parentales compartidas ni otras necesidades de cuidado como los controles médicos, las enfermedades de los hijos o las reuniones escolares. Además, no modifica la licencia por maternidad, que la Ley de Contrato de Trabajo establece en 90 días, por debajo de las recomendaciones de la Organización Internacional del Trabajo.

AGEA extiende las licencias

El jueves, AGEA lanzó una nueva política sobre licencias por maternidad y paternidad para sus empleados que contempla todos los modelos de familia, otorgando 30 días adicionales de licencia remunerada para el cuidador primario. Además, una vez cumplida la licencia podrán reintegrarse de forma paulatina al trabajo. El cuidador secundario gozará de 14 días de licencia.

También, ante la adopción de un hijo, AGEA va a dar estos mismos beneficios, algo que no está contemplado en la legislación vigente.

En Clarín queremos acompañar la responsabilidad compartida del cuidado de los hijos y de las hijas de nuestros empleados, aggiornándonos y mejorando nuestras políticas”, dijo al presentar la iniciativa Valeria Genovese, gerenta de Capital Humano.

Desde el Programa de Diversidad del Grupo buscamos promover la equidad de género con una mirada 360°, tanto desde la creación de políticas internas inclusivas como desde la producción de contenido libre de estereotipos y que reflejen la diversidad de nuestras audiencias”, agregó Nicole Insignares, Responsable de RSE y Sustentabilidad de Grupo Clarín.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

CARGANDO COMENTARIOS

Clarín

Para comentar debés activar tu cuenta haciendo clic en el e-mail que te enviamos a la casilla ¿No encontraste el e-mail? Hace clic acá y te lo volvemos a enviar.

Clarín

Para comentar nuestras notas por favor completá los siguientes datos.

Cargando...