¿Qué chances tendría la humanidad de sobrevivir a un brote de zombies?

Sociedad
Lectura

Los modelos de predicción -a través de complejas fórmulas y ecuaciones- sirven para proyectar acontecimientos que podrían suceder en un futuro hipotético. Y aunque es osado describir un episodio basado en una situación

imaginaria, un grupo de investigadores de la Universidad de Sheffield aplicó reglas matemáticas para estimar las chances que tendría la humanidad de sobrevivir a un apocalipsis zombie. La intención fue evaluar cómo se propaga una enfermedad en el mundo real y la eficacia de las vacunas para contener la infección.

El trabajo estuvo a cargo del biólogo Alex Best quien junto a sus colegas británicos aplicó un conocido modelo epidemiológico denominado SIR, capaz de simular un contagio a gran escala. Por lo general, tanto los médicos como los laboratorios emplean esta herramienta para realizar un seguimiento de determinadas epidemias sociales, como la obesidad, el tabaquismo o el alcoholismo.

“En la Universidad de Sheffield, utilizamos este tipo de modelos matemáticos para comprender cómo surgen, se propagan y evolucionan las enfermedades infecciosas, no solo en los humanos sino también en el mundo natural. Estos modelos nos permiten explicar datos del mundo real, hacer predicciones sobre futuros brotes de enfermedades o medidas de control, y obtener una comprensión más profunda del entorno natural ", advierte Best.

Para simular la infección se utilizo un modelo epidemiológico que se utiliza para epidemias sociales, como la obesidad, el tabaquismo o el alcoholismo.

Para simular la infección se utilizo un modelo epidemiológico que se utiliza para epidemias sociales, como la obesidad, el tabaquismo o el alcoholismo.

Los investigadores modificaron este modelo para comparar la cantidad de humanos, cadáveres y finalmente zombis reanimados y ensayar diferentes estrategias de supervivencia. Para tal fin, agregaron variables como la velocidad a la que se desplazan los muertos vivientes, la intensidad de una mordida o el tiempo que transcurre desde que se recibe un mordisco hasta que se inicia la zombificación.

Ante el avance de la horda esquelética, entre las posibilidades que barajan los analistas, la más frecuente sería intentar hacerle frente a los cadáveres ambulantes, seguido por la búsqueda de un escondite, enviar al ejército para que los extermine o intentar domesticar a los enemigos.

La peor opción, según el modelo, es intentar atacar a la horda. Sólo se tiene un 10% de posibilidades de salir victorioso.

La peor opción, según el modelo, es intentar atacar a la horda. Sólo se tiene un 10% de posibilidades de salir victorioso.

La peor opción es arremeter contra el enjambre de piel y huesos, ya que la oportunidad de salir ileso disminuye tras cada enfrentamiento. Hallar un buen escondite garantiza algunas semanas de supervivencia pero tarde o temprano, uno debe salir a rastrear comida y es allí donde el riesgo de ser atacado sube.

De acuerdo a los cálculos de los investigadores la única forma de preservar la civilización tal como la conocemos sería disciplinar a los muertos vivientes. A medida que más zombies son neutralizados como agentes infecciosos, la población 'salvaje' finalmente se elimina, encontraron los modelos.

La mejor opción es intentar domesticar al zombie. EFE/ Jeffrey Arguedas costa rica Costa Rica caminata zombi

La mejor opción es intentar domesticar al zombie. EFE/ Jeffrey Arguedas costa rica Costa Rica caminata zombi

En un modelo de enfermedad del mundo real, argumentan los investigadores, este enfoque es bastante análogo al proceso de vacunación contra la enfermedad.

"Con una caída en las vacunas alrededor del milenio, hemos visto enfermedades infecciosas como el sarampión circulando una vez más. Usando las matemáticas, podemos calcular cuántas personas necesitamos vacunar para detener la propagación de una enfermedad”, advirtió Best.

El proyecto fue presentado al público en el Green Man Festival en Gales.

El proyecto fue presentado al público en el Green Man Festival en Gales.

El proyecto fue presentado al público en el Green Man Festival en Gales. Los investigadores crearon un "brote de zombies" y le entregaron a cada persona varias pulseras para "infecte" a otros concurrentes. Los convertidos podían volver a la base para obtener más pulseras para propagar la infección. En menos de media hora ya había más de 2.000 muertos.

La geometría de los muertos-vivos

Esta no es la primera vez que se utiliza la matemática para cuantificar una invasión zombie. En 2015, en un intento por comprender la propagación de enfermedades reales, un equipo de estadísticos de la Universidad de Cornell en los EE. UU. modeló la propagación de una plaga zombie.

En una ciudad con mucha densidad de población, un zombie sería suficiente para provocar una epidemia a gran escala a tan solo 20 días

En una ciudad con mucha densidad de población, un zombie sería suficiente para provocar una epidemia a gran escala a tan solo 20 días

De acuerdo a sus cálculos, en una ciudad con mucha densidad de población, un zombie sería suficiente para provocar una epidemia a gran escala a tan solo 20 días después de la primera infección. Sin embargo, el brote tardaría semanas en llegar a las comunidades rurales y meses en alcanzar las zonas montañosas.

Un poderos ejército podría acabar con la amenaza de los zombies.

Un poderos ejército podría acabar con la amenaza de los zombies.

Para estimar qué tan rápido se produce la expansión, ZombiTown (https://mattbierbaum.github.io/zombies-usa) muestra una simulación dinámica de un ataque en donde uno puede controlar diferentes vectores de la propagación.

Un supuesto brote tardaría semanas en llegar a las comunidades rurales y meses en alcanzar las zonas montañosas.

Un supuesto brote tardaría semanas en llegar a las comunidades rurales y meses en alcanzar las zonas montañosas.

A modo de consejo, el sitio indica que es fundamental evitar (como ocurre en muchas series) atraer zombies para atacarlos ya que cada agresor tiene 10% de posibilidades de terminar con la vida de un no muerto. Además, con una persona del grupo que se infecte, la probabilidad de que el resto sobreviva cae exponencialmente.

Sin embargo, un país con una fuerza armada (47 soldados por cada 1.000 habitantes) numerosa y bien entrenada podría detener la invasión. También se estima que si los sobrevivientes toman las medidas necesarias para evitar la propagación del virus, en tan solo mil días podrían detener la infección y en 25 años eliminar cualquier rastro.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

CARGANDO COMENTARIOS

Clarín

Para comentar debés activar tu cuenta haciendo clic en el e-mail que te enviamos a la casilla ¿No encontraste el e-mail? Hace clic acá y te lo volvemos a enviar.

Clarín

Para comentar nuestras notas por favor completá los siguientes datos.

Cargando...