La Justicia estadounidense rechazó revisar el caso de Víctor Saldaño y es inminente su ejecución

Sociedad
Lectura

La Corte Suprema de Estados Unidos rechazó revisar el caso de Víctor Saldaño, el argentino condenado a muerte en el estado de Texas por el crimen de un comerciante

en un robo en 1995, y solo restaría fijar fecha de ejecución.

Hace 24 años que el cordobés Saldaño se encuentra en el “corredor de la muerte”, tal como se conoce la cárcel de Houston, Texas. En julio de este año, su abogado Jonathan Miller –representa al Gobierno argentino- presentó ante los tribunales de Estados Unidos un último recurso para que revisaran la situación.

Sin embargo, según cuenta el diario La Nación, la Corte Suprema de ese país denegó la apelación y no aceptó tomar su caso. Ante esta decisión, los caminos para evitar la ejecución se cerraron y resta que evalúen cómo será el final de su vida: la sentencia podría ser por medio de una inyección letal.

"Lo normal sería darnos tiempo para pedir la clemencia. Es probable que haya otras ejecuciones que se van a realizar primero antes de que pongan una fecha para Víctor", explicó Miller.

En tanto el abogado representante en Argentina, Juan Carlos Vega, contó a Clarín en agosto que según dijo Lidia Guerrero - la madre de Saldaño- la inyección fatal se la darían durante este mes. Ella lo visitó en abril y en las dos horas que tuvieron de charla -a través de un vidrio blindado- su hijo le dijo que le darían la inyección mortal en noviembre: "Yo no tengo nada oficial ni confirmado, aunque lo cierto es que el Estado de Texas puede no avisarnos nada y mañana despertarnos con la noticia de que Saldaño fue ejecutado".

El condenado permanece desde 1996 en el "corredor de la muerte" de una cárcel de Texas a la espera de su ejecución por el asesinato de un comerciante un año antes.

Nacido en Córdoba en 1972, Saldaño se fue de su casa a los 18 años para recorrer otros países y finalmente se quedó a vivir en Texas, donde en noviembre de 1995 junto con un amigo secuestró a Paul King, de 46 años, y cuando el hombre quiso escapar lo mató a tiros, por lo que luego fue detenido.

En 1996 fue juzgado y sentenciado a muerte con inyección letal -su amigo confesó y le dieron perpetua-; el fallo fue apelado por vicios "racistas" y ratificado en otro proceso en 1999, sentencia que convalidaron tras otras apelaciones. Y fue condenado nuevamente a la pena capital en 2005.

El abogado de Saldaño afirmó en una nota publicada en Clarín a fines de agosto: "La Resolución 76/16 de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos declara la nulidad de las dos condenas de muerte impuestas al argentino Saldaño y la responsabilidad de los EE.UU. por Racismo en su sistema judicial. Declara que el Corredor de la Muerte, donde Saldaño lleva 23 años, es un sitio Técnico de Tortura. Esto implica que Saldaño es inocente".

Y agregó: "Esta resolución tiene valor jurídico vinculante para los EE.UU. por estar fundada en la Declaración Americana sobre Derechos Humanos que integra la Carta de la OEA de 1948". El abogado también criticó en ese momento al gobierno argentino por su silencio ante el caso.

CARGANDO COMENTARIOS

Clarín

Para comentar debés activar tu cuenta haciendo clic en el e-mail que te enviamos a la casilla ¿No encontraste el e-mail? Hace clic acá y te lo volvemos a enviar.

Clarín

Para comentar nuestras notas por favor completá los siguientes datos.

Cargando...