Jesús, Dios y "la energía": en qué creen hoy los argentinos

Sociedad
Lectura

El Diablo rankea más o menos igual hace años, Jesucristo está en baja y la "energía", en alta, pero casi el 80% de los argentinos se identifica con alguna religión. Además, el

target="_blank" href="https://www.clarin.com/tema/iglesia-catolica.html" alt="iglesia-catolica" title="iglesia-catolica">catolicismo perdió 13 puntos porcentuales, las evangélicas ganaron 6 y los “sin religión” sumaron 7. A la vez, las instituciones con mayor índice de confianza son, de mayor a menor, las universidades, la Iglesia Católica y las Fuerzas Armadas. Esta es la radiografía que se desprende de la "Segunda Encuesta Nacional sobre Creencias y Actitudes Religiosas", a la que accedió Clarín y que realizó un equipo de investigadores del Conicet, desde el Centro de Estudios e Investigaciones Laborales (CEIL).

Uno de los puntos fuertes del informe es que se lo puede comparar con la misma encuesta hecha en 2008. Alguno pensará que 11 años es poco para verificar, realmente, un cambio. Sin embargo, la argentinidad todo lo puede...

A esto se refirió Fortunato Malimacci, doctor en Sociología por la École des Hautes Études en Sciences Sociales de París y ex decano de la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA, quien con los sociólogos Verónica Giménez Béliveau y Juan Cruz Esquivel, dirigió al equipo de trabajo del Conicet: “Lo que más me llamó la atención al ver los resultados es que, frente a los que creen que la sociedad cambia pero las creencias religiosas se mantienen igual, esta encuesta permite verificar que están en continua recomposición, un tema que hay que seguir investigando científicamente para no quedarse en percepciones que ya no responden a lo que la mayoría de las personas está creyendo o practicando”.

La presentación de la encuesta de religiones y creencias estuvo a cargo de Gabriela Irrazabal, Fortunato Mallimaci, Verónica Giménez Béliveau, Juan Cruz Esquivel y Guillermo Neiman.

La presentación de la encuesta de religiones y creencias estuvo a cargo de Gabriela Irrazabal, Fortunato Mallimaci, Verónica Giménez Béliveau, Juan Cruz Esquivel y Guillermo Neiman.

¿Y en qué estamos creyendo? El 62,9% de los argentinos se identificó con el catolicismo. El 18,9% se autoproclamó “sin religión”. Y el 15,3% simpatiza con grupos evangélicos. En comparación a la misma encuesta 11 años atrás, la Iglesia Católica perdió 13 puntos porcentuales, que, de uno u otro modo, se “reubicaron” en los “sin religión” y en el evangelismo.

Otro dato interesante es una caída de la asistencia semanal al culto (el 30,3% dijo relacionarse con Dios en espacios como templos o iglesias) y, contrariamente, un avance de la práctica religiosa en el ámbito íntimo, lo que Malimacci llamó “individuación” o "cuentapropismo religioso": el 59,9% de los consultados dijo que se relacionaba con Dios por su cuenta.

Pero generalizar suele ser un error en el variopinto mosaico argentino. De hecho, la encuesta (hecha a 2.421 mayores de 18 años de los principales aglomerados, a lo largo y ancho del país) mostró interesantes cortes regionales. “El NOA es la región más católica. En el área metropolitana, Buenos Aires y Patagonia se registra mayor proporción de ‘sin religión’. En Patagonia y NEA, el porcentaje de evangélicos supera al del resto del país”, destaca el informe.

La encuesta evidenció un aumento de la conducta religiosa basada en la fe antes que en las instituciones.

La encuesta evidenció un aumento de la conducta religiosa basada en la fe antes que en las instituciones.

También el nivel educativo ejerce efectos en las cifras: mientras el catolicismo se distribuye más o menos igual en todos los segmentos, a mayor nivel educativo, más personas se identifican como “sin religión”. Los evangélicos aumentan entre quienes no tienen estudios o sólo cursaron la escuela primaria.

Sin embargo, para quienes estén evaluando que eso es esperable, Malimacci ordenó los tantos: “Lo peor que se puede hacer es generalizar. Hoy nuestras sociedades necesitan que no se siga generalizando. Por ejemplo, vengo escuchando mucho de la participación de los evangelistas en el golpe cívico-militar de Bolivia. Estos trabajos muestran que hay una pluralidad de catolicismos, una pluralidad de evangelismos y una pluralidad de gente sin religión”. Es lo que los sociólogos suelen llamar multiplicidad de esferas. “Porque no es que si apoyo esto, apoyo lo otro. Cada esfera crea su propio ‘sagrado’”, enfatizó el investigador.

Un empujón del diablo

Se pierdan o ganen fieles, la panorámica es clarísima: casi el 80% de los argentinos se identifica con alguna religión. Sin embargo, la encuesta evidencia que el concepto de “culto” es mucho más que un conjunto de credos con poderosas instituciones de respaldo.

El 62,9% de los argentinos se identificó con el catolicismo, 13 puntos porcentuales menos que en 2008 (AFP).

El 62,9% de los argentinos se identificó con el catolicismo, 13 puntos porcentuales menos que en 2008 (AFP).

¿Usted cree en…?”, les preguntaron desde el CEIL-Conicet a los entrevistados. Las respuestas son un interesante reflejo de la idiosincrasia local y constituyen un listado que puede ser sorprendente.

Si se permite la analogía con el ámbito político, las principales figuras del imaginario cristiano cayeron en imagen, con la salvedad –hay que decirlo- del Diablo. Jesucristo fue mencionado por el 82,5% de los encuestados (en 2008 había sido 91,8%) y Dios, por el 81,9% (en 2008 había tenido 10 puntos más). El tercer lugar lo ocupa “la energía”, mencionada por el 75,9% de la gente y una creencia en franco crecimiento (11 años atrás había obtenido el 64,5%). Completando el “top 5” siguen el Espíritu Santo (75,9%) y los Ángeles (66,2%).

Siguen la Virgen (64,5%; 15 puntos menos que en 2008), “la suerte” (63,2%), “la vida después de la muerte” (58,9%), los santos (58,1%), el Diablo (46%, igual que en 2008) y el Infierno (42,9%). La lista termina con varios “imprescindibles” de la cultura local: la astrología ​(creencia que en 2008 había sido apoyada por el 25,9% de la gente y, ahora, por el 33%), los ovnis (30,7%), los curanderos (27,5%) y, por fin, el mítico Gauchito Gil, cuya reputación cayó 7 puntos porcentuales este año (23%).

Un encuentro de seguidores del pastor Giménez. / Lucía Merle

Un encuentro de seguidores del pastor Giménez. / Lucía Merle

Claro que el ranking varía según a quién se le pregunte: mientras el promedio general tiene a Jesucristo, Dios y “la energía” en los tres primeros puestos, quienes se autoperciben católicos y evangelistas colocan sus propios favoritos en el tercer puesto: los primeros, a la Virgen; los segundos, al Espíritu Santo. ¿Y los ‘sin religión’? Acá va su “top 5”: la energía, la suerte, los ovnis, la vida después de la muerte y la astrología.

Mucho ruido y pocas nueces

Los investigadores del CEIL se preguntaron qué repercusión tuvo la asunción del argentino Jorge Bergoglio como Papa Francisco​, en 2013. ¿Y bien? No mucha. El 82,4% de los consultados (una respuesta pareja entre creyentes y no creyentes) dijo que su grado de religiosidad se mantuvo igual desde entonces. El 7,9%, que aumentó. Y el 7,3%, que disminuyó.

El Papa Francisco junto al padre Guillermo Marcó, Omar Abboud y el rabino Daniel Goldman, en una audiencia promovida por el Instituto del Diálogo Interreligioso. Foto: Vatican Media

El Papa Francisco junto al padre Guillermo Marcó, Omar Abboud y el rabino Daniel Goldman, en una audiencia promovida por el Instituto del Diálogo Interreligioso. Foto: Vatican Media

Los cambios en estos años pasaron por otro lugar. Malimacci recordó que “en estos temas, la indiferencia no indica pasividad… la sociedad argentina se moviliza mucho, sea en fiestas populares, en la calle, en celebraciones de santos y de otras creencias. Lo que se ve es una distancia, una especie de cuentapropismo religioso. Pero no deja de ser importante ese 27% que dice que una vez por mes toma contacto con un rabino o un sacerdote”.

De esa “no pasividad” que mencionó el sociólogo hablan otras cifras: el 40,6% de los consultados dijo que el Papa Francisco le resultaba “indiferente”. Y mientras el 27,4% aseguró que “es un líder mundial que denuncia las situaciones de injusticia del planeta”, otro 27% fue duro con Bergoglio, al afirmar que “está demasiado metido en política, en lugar de ocuparse de la parte espiritual”.

“Hay distintos núcleos moviéndose en la sociedad. Por eso titulamos el informe ‘Sociedad y religión en movimiento’. La actividad es permanente y se ve en el espacio público, sea para reclamar la separación de los grupos religiosos del Estado, para pedir mayores libertades o mayores derechos, o para expresar determinadas convicciones”, apuntó Malimacci.

Los pañuelos que expresan posiciones a favor o en contra del aborto. Foto: David Fernández

Los pañuelos que expresan posiciones a favor o en contra del aborto. Foto: David Fernández

En este contexto, ¿qué papel juegan las instituciones? Los encuestados puntuaron varios ítems, tomando un rango del 1 al 10, desde el máximo nivel de desconfianza a la confianza plena. En el "top 1" están "las universidades", con 7,8 puntos. Le siguen dos instituciones con el mismo puntaje, 5,4: nada menos que la Iglesia Católica y las Fuerzas Armadas. En el cuarto puesto quedó el Papa Francisco (5,3). Luego, los medios de comunicación (5), la Policía (4,2), el Congreso (4,8), el Poder Judicial (4,4), las iglesias evangélicas (4), los sindicatos (3,4), los partidos políticos (2,9) y las organizaciones piqueteras (2,6).

Malimacci coincidió en ver "una caída de la confianza en las instituciones", pero aseguró que hay una "recomposición de certezas”, donde por un lado los procesos de individuación, de búsqueda del yo, tienen mucha presencia, pero "también se buscan otros espacios que va creando la sociedad, en especial la gente sin religión".

Por último, quizás diga algo más sobre la actualidad que, en comparación con la encuesta de 2008, la Iglesia Católica y los medios de comunicación hayan bajado sus puntajes. Por el contrario, las Fuerzas Armadas, la Policía, las iglesias evangélicas, los partidos políticos y el Congreso mejoraron su imagen. Y dos se mantuvieron igual: los sindicatos y el Poder Judicial. Igual que el Diablo.

AS

CARGANDO COMENTARIOS

Clarín

Para comentar debés activar tu cuenta haciendo clic en el e-mail que te enviamos a la casilla ¿No encontraste el e-mail? Hace clic acá y te lo volvemos a enviar.

Clarín

Para comentar nuestras notas por favor completá los siguientes datos.

Cargando...