Piden la captura internacional del obispo argentino Gustavo Zanchetta, acusado de abuso sexual

Sociedad
Lectura

Una fiscal salteña pidió este miércoles la captura internacional del ex obispo de Orán Gustavo Zanchetta, tras pedir que se dicte la rebeldía del religioso, imputado por abuso sexual simple continuado,

agravado por ser cometido por un ministro de culto reconocido, en perjuicio de dos víctimas, según informaron fuentes del Ministerio Público.

Zanchetta es un religioso cercano al papa Francisco, quien lo nombró en 2017 asesor de la APSA, la caja fuerte inmobiliaria del Vaticano. La fiscal penal de Violencia de Género y Delitos contra la Integridad Sexual de Orán, María Soledad Filtrín, pidió la captura internacional después de que Zanchetta no respondiera a reiterados llamados telefónicos ni correos electrónicos, al número y dirección electrónica aportados voluntariamente en agosto pasado, para ser notificado de cualquier acto procesal y luego de haber constituido domicilio en el estado Vaticano.

Los voceros detallaron que, oportunamente, la fiscal se opuso y apeló el levantamiento de las medidas restrictivas que permitieron a Zanchetta salir del país, por "prognosis" (conocimiento anticipado) de los sucesos actuales y su evidente falta de voluntad de someterse a los llamados de la justicia.

En el pedido, Filtrín también repasó las oportunidades en las que debieron realizarse trámites ante la Nunciatura, la misión diplomática de máximo rango de la Santa Sede ante el Estado argentino, para que Zanchetta compareciera.

Por otro lado, las fuentes precisaron que el pasado 12 de noviembre, la fiscal fue notificada de la conformación del tribunal colegiado que llevará adelante el juicio contra el ex obispo, imputado por abuso sexual simple continuado, agravado por ser cometido por un ministro de culto reconocido, en perjuicio de dos víctimas.

El tribunal estará integrado por los jueces de la Sala II del Tribunal de Juicio de Orán, María Laura Toledo Zamora, como presidenta; y los vocales Raúl Fernando López y Héctor Fabián Fayos.

Filtrín requirió el juicio contra el religioso en julio pasado, y en su pedido de elevación incluyó los elementos probatorios colectados durante la investigación y los resultados de las pericias psiquiátricas y psicológicas realizadas por profesionales del Cuerpo de Investigaciones Fiscales.

Entre otros aspectos, el informe psiquiátrico indica que el acusado "presenta personalidad con rasgos psicopáticos, con indicadores de manipulación, emociones superficiales y escasa capacidad empática; y no presenta psicosis ni otro trastorno mental que altere la relación con la realidad".

Asimismo, precisa que el acusado se vincula a través de interrelaciones dispares, ejerciendo poder sobre el otro.

Zanchetta fue denunciado el 6 de febrero pasado por un joven que aseguró haber sufrido "episodios de contenido sexual", por parte de quien "ejercía las funciones de obispo de la Diócesis de Orán", a partir de 2017, en el edificio del Seminario Juan XXIII y un domicilio particular de Los Toldos.

Un segundo seminarista lo denunció días después, también por hechos de significación sexual y conductas inapropiadas, en la casa parroquial San Antonio, en el edificio del seminario Juan XXIII y la casa del obispo, desde 2016.

Además de abuso sexual, la justicia investiga a Zanchetta por "abuso de poder y mal manejo de los fondos" del obispado. Fue por esa causa que el obispado de Orán fue allanado hace algunas semanas.

En el allanamienrto se secuestraron computadoras y documentación con información contable del período 2013-2017, en soporte digital y papel, y todos los elementos incautados serán peritados por especialistas.

Esa investigación comenzó cuando Filtrín puso en conocimiento de la Unidad de Delitos Económicos Complejos la posible comisión de delitos que se habrían perpetrado en perjuicio del Estado.

Zanchetta había regresado al país en agosto, después de 49 días en Roma, y se presentó ante la justicia para entregar documentación que daba cuenta de su viaje al Vaticano.