“¿Quién dijo que estamos en crisis?”, pregunta en voz alta una mujer, entre cientos de pasajeros, mientras pasa valijas y bolsos (de compras) por el scanner de la Aduana, a la