Se sabe que en el país no abundan instituciones para tratar adicciones. Parece ser que el subsecretario de Estrategias de Prevención y Tratamiento de la SEDRONAR, Roberto Oscar Canay, coloco a su mujer como vicepresidenta de la consultora Mental Health Management, cuyo capo es Alejandro Baldassarre, a su vez directivo del Club Americano y amigo del presidente del mismo, Rafael Mallo, vinculado a la causa de Gils Carbo, en el cobro de "comisiones" por la compra de un edificio para la Procuración. Aseguran que Baldassarre, diría que el, no es el. Todo tiene que ver con todo.