coronavirus

Coronavirus en Europa: la mayoría de los países no tiene capacidad para hacer los tests necesarios

Internacionales
Lectura

La Organización Mundial de la Salud (OMS) repite desde hace semanas que la mejor forma de impedir que el nuevo coronavirus siga propagándose es hacer

la mayor cantidad de tests posibles y aislar a los positivos aunque no tengan síntomas de la enfermedad. Es la estrategia que siguió Corea del Sur y que ahora sigue Alemania, los dos países grandes que menos muertos han tenido en relación a la cantidad de infectados.

La teoría es clara, pero ponerla en práctica es un quebradero de cabeza para toda Europa con la excepción de Alemania, donde desde esta semana se están haciendo medio millón de tests semanales. El resto de sistemas sanitarios europeos no tiene tests suficientes para seguir esa estrategia. Algunos ni siquiera para analizar a todo su personal sanitario y sólo garantizan tests para los enfermos hospitalizados.

La mayoría de los gobiernos europeos están intentando aumentar su capacidad de testeo, produciendo o comprando –principalmente en China- el material necesario. Los gobiernos pelean entre ellos en el mercado mundial para hacerse con lo que hace falta, hasta el punto de que alguno está sufriendo estafas. España compró un primer lote de test rápidos supuestamente a una empresa china. Sólo son efectivos en un 30%. Beijing dijo este jueves que la empresa no tiene todavía licencia para exportar esos productos.

El gobierno regional de Madrid pagó 23 millones de euros a otra empresa china. Esperaba dos aviones cargados de material sanitario. Ahora no sabe dónde están ni los 23 millones ni los dos aviones.

Qué es el CoronavirusCómo se contagia y cómo son sus síntomas

Mirá el especial

En cada país llueven las críticas a los gobiernos por la falta de preparación, pero el problema es generalizado. También se les critica que se está analizando a políticos y famosos aunque no presenten síntomas mientras todavía no se ha podido analizar a todo el personal sanitario, incluso a muchos que sí tienen síntomas.

Los gobiernos no sólo tienen problemas para obtener la cantidad necesaria de kits para hacer los tests. También empiezan a tener problemas de capacidad de los laboratorios. Las muestras se envían a una cierta cantidad de centros de investigación. El aumento de los casos cada día hace impracticable ese modelo porque falta material de laboratorio y personal.

Un paciente es atendido en un hospital de Pavia. en el norte de Italia. /AP

Un paciente es atendido en un hospital de Pavia. en el norte de Italia. /AP

También se están usando tests rápidos, más sencillos y baratos, pero menos fiables porque no detectan si una persona está infectada por el coronavirus si fue infectada pocos días antes. Así, estos tests pueden dar falsos negativos.

Un estudio de la Agencia Europea de Prevención y Control de Enfermedades de principios de marzo ya advertía de la falta de tests de análisis y de la falta de medios de los laboratorios. La Comisión Europea lanzó el 19 de marzo una compra conjunta de material sanitario, pero no estará a disposición de los gobiernos hasta mediados de abril.

Algunos gobiernos consideran que el uso masivo de tests para aislar a los positivos fue una medida correcta hasta hace unas semanas, pero que la propagación del virus hace que ahora mismo sea inútil. Finlandia lidera esa idea.

Mika Salminen, director del Instituto National Finlandés de Salud y Bienestar y asesor del gobierno, considera que ya no sirve: “El mundo no se deshará de esta enfermedad”. El virus, creen estos científicos, irá y vendrá y cada vez será menos nocivo porque la población estará cada vez más inmunizada y porque en las próximas oleadas probablemente ya existan vacunas.

Bruselas, especial