coronavirus

El coronavirus no pudo detenerlos: alumnos argentinos ganaron en un torneo internacional de Física

Sociedad
Lectura

Cinco alumnos de una escuela de Villa Lugano que habían ganado un certamen nacional de Física por el que iban a viajar a Israel, participaron en la final mundial —que, por el

coronavirus, terminó disputándose por internet— y ganaron el premio del público. El primer premio del torneo lo obtuvo una escuela de Eslovenia; el segundo, una de Israel; y el tercero, una de España. Esta es una historia de resiliencia en tiempos de pandemia.

A la una de la tarde, hora Argentina, Lior, Julieta, Gil, Peter, Rut, Paula, Jalil, Majda, Luciano, Amir, Jazmín, Asaf, Sofía, Dorit, Batia, Florencia, Yuval y más de cien estudiantes y docentes se reunieron como impone el COVID-19: en una plataforma virtual.

Esa convocatoria, a cargo del Instituto Davidson, la rama de Educación del Instituto Weizmann de Israel, fue el modo que encontraron los organizadores para no cancelar el International Safe Cracking Tournament. En ese torneo, lo inicialmente previsto era que estudiantes de Gran Bretaña, Israel, Eslovenia, Hungría, Canadá, España y la Argentina presentaran sus cajas fuertes (con las que habían participado en los certámenes a nivel nacional), desarrolladas con mecanismos basados en la Física. El desafío consistía en tratar de vulnerar las cajas de los otros equipos —también aplicando Física— y que pocos lograsen abrir la propia.

 

Pero el coronavirus cambió los planes de la edición 2020. Los organizadores modificaron las condiciones para elegir al ganador, y el viaje a Israel de los cinco estudiantes de la Escuela Media Técnica de la Universidad de Buenos Aires de Villa Lugano —Jazmín Casbarian, Sofía D’Ecclesiis, Rut Mamani, Luciano Sejas y Brian Terceros—, junto a su profesora de Física, Paula Leales y al de Técnica, Claudio Bilardo, se canceló.

La noticia de la cancelación fue un golpe duro. Durante enero y febrero, los cinco estudiantes habían ido todos los días a la escuela para trabajar con docentes de distintas áreas la preparación de una exposición, en inglés. Recibieron conocimientos de Teatro para dominar la actitud corporal, y estudiaron Física para aumentar sus chances de abrir las otras cajas.

A fines de febrero, el instituto Weismann, ante el brote del COVID-19, se anticipó y canceló los eventos programados hasta nuevo aviso.

“La noticia fue un impacto, los chicos y chicas tenían mucha expectativa, muchos nunca habían salido del país o siquiera viajado en avión", dice Nicolás Cardone, el vicerrector de la escuela. Pero señala que a pesar del golpe duro y de las trabas que siguieron después, los chicos siguieron adelante. “La lógica del trabajo, el compromiso y solidaridad que los chicos fueron incorporando hicieron que el equipo no se caiga con esos golpes, siempre estuvimos para acompañarlos”, asegura Cardone.

Desafío Nacional de Física (Lucía Merle / Archivo Clarín).

“Como profesora los admiro por la garra que le pusieron, no solo desde lo académico, sino por lo personal; si se angustiaban, le ponían el pecho y se daban ánimo entre ellos”, destaca la profesora de Física.

A los poco días de la cancelación, llegó una nueva propuesta: el certamen continuaba y tenían que mandar un video contando en un minuto su proyecto. Por eso, sumaron más tareas: el equipo de multimedia los apoyó para filmar, pensaron una temática para presentar la caja —eligieron escenas de Los Simpson donde aparecían los fenómenos físicos que ellos utilizaban—, practicaron mucho inglés, decoraron la caja y se prepararon para exponer el 24 de marzo a las 13.

Pero el coronavirus le dio otro golpe al asunto. Como desde el 20 de marzo nadie pudo salir a la calle, por lo que tuvieron que hacer la exposición cada uno desde sus casas en Lugano 1 y 2, Villa Adelina y Monte Grande.

“Estaba nervioso y ansioso por no saber cómo nos íbamos a comunicar y si íbamos a poder hacerlo, no sabía si nuestro esfuerzo iba a dar frutos”, dice Luciano, uno de los participantes.

A las 13 en punto de este martes, Asaf Nissen Baun, del Instituto Weizmann, dio la bienvenida a todos los participantes. A medida que los grupos avanzaban, primero exponían los docentes que habían acompañado a los estudiantes y luego, el líder del grupo. Cuando le llegó el turno a la escuela argentina, apareció en pantalla Rut Mamani, y con seguridad y alegría expuso. “Estaba renerviosa, pero fue una experiencia inigualable, estoy muy agradecida a todos”, dijo al finalizar desde su casa en Lugano.

 

La caja de los estudiantes argentinos ganó el premio del público. El primer premio lo obtuvo uno de los dos grupos de Eslovenia, a su caja la había decorado con imágenes de la serie Phineas y Ferb. “Ganó la que nosotros votamos, espero que podamos participar el año que viene”, dijo Jazmín, otra de las participantes argentinas.

Otro de los integrantes del grupo, Rafael Brian Terceros, señaló que durante todo lo que transitó aprendió muchas cosas, no solo sobre conceptos físicos, también a trabajar en equipo. “A pesar de todos los conflictos que nos puso la vida en el camino, supimos cómo llevar las cosas para poder presentar todo a tiempo", dijo.

El presidente de Los Amigos Argentinos del Weizmann, Hugo Sigman, expresó: “Este proyecto es un buen testimonio de lo que podemos soñar para nuestro país, con jóvenes apasionados por la Ciencia, capaces de desarrollar productos con valor agregado. En la historia, muchos grandes descubrimientos no surgieron precisamente en tiempos de confort. Fue la adversidad la que impulsó la búsqueda y se tradujo en oportunidad. Este equipo de estudiantes de la Escuela Técnica de la UBA da cuenta de ello: ante el contexto complejo de cuarentena no bajaron los brazos; siguieron adelante con el Torneo Internacional de Física”.

Durante todo el evento, los integrantes estuvieron conectados vía WhatsApp. La profesora de Física, además de contenerlos, oficiaba de traductora para algunos de los chicos. El festejo final fue por mensajes. Los abrazos, besos y gritos de alegría, seguramente parecidos a los de la tarde de diciembre que ganaron en el colegio Tarbut (donde se llevó a cabo el desafío nacional) quedarán para otro momento.

LGP

 

Cargando...